Voluntariado que mejora la calidad de vida
Voluntariado que mejora la calidad de vida

La Fundación Lazos programa la igualdad a través del arte, una lucha por la inclusión que se amplía progresivamente

Existen jóvenes con ganas de salir al mundo y existe una lucha por la inclusión. Es por eso que el 16 de abril de 2010 se crea la Fundación Lazos, con un principal objetivo: crear un espacio para que chicas, chicos y personas adultas con discapacidades puedan realizar actividades artísticas y recreativas.

Lazos fue uno de los grupos pioneros en materia de inclusión, ya que hace 10 años atrás no había tantas propuestas similares. La organización sin fines de lucro invita a la realización de actividades y talleres, añadiendo a la cotidianeidad de las personas con discapacidad jornadas gratuitas. “Veíamos que los lugares que existían eran privados y no todas las familias tenían o tienen el poder adquisitivo o una obra social que pueda cubrir esa propuesta”, explicó una de sus impulsoras, Daniela Saporito. 

La Fundación Lazos está integrada en su totalidad por personas voluntarias. La comisión cuenta con la labor de diez responsables y otro grupo idéntico de voluntarios y voluntarios, que asisten a catorce jóvenes. Actualmente,  sigue la obra en su sede, en la calle Mallea 1029.

La mirada social

Qué sucede con el ojo de la comunidad puesto en estas cuestiones de inclusión, hablando tanto de personas como de un mercado laboral al cual todavía muchos no pueden acceder: “Se ha avanzado mucho en cuestiones referidas a la accesibilidad pero aún falta mucho trabajo. En el contexto de la pandemia no hubo ninguna propuesta específica para las personas con discapacidad”, explicó. 

La organización CreeSer realizó un protocolo para iniciar las actividades. “Este recurso fue elevado al Municipio y no ha habido respuesta”, comentó Saporito. 

Añade que en algunas situaciones no existe la accesibilidad plena, como el acceso en los ámbitos educativos, laborales, de salud, ocio y tiempo libre. “Muchas veces eso no se respeta y desde las familias hay mucha lucha detrás, por ejemplo, el año pasado con la pandemia las obras sociales no han acompañado”.

En lo que atañe al mercado laboral, se hace necesario tener en cuenta las capacidades de cada una de las personas y poder mejorar así su calidad de vida y autoestima. Esto está contextualizado bajo la Ley 25.689 que expresa que el Estado nacional, con todos sus organismos, está obligado a ocupar personas con discapacidad en una proporción no menor del 4% de la totalidad de su personal.

Géneros y diversidad

Hace relativamente poco tiempo que se comenzó a incluir al colectivo de mujeres con discapacidad a través de un pedido propio de ellas. “Existe un fuerte movimiento llamado Orgullo Lista, integrado por mujeres con discapacidades, que día a día agilizan sus derechos. Además, hacen una crítica al término `marchar´ de ciertas fechas como el 8M, ya que quizá no todos podemos hacerlo y las mujeres usuarias de sillas de ruedas utilizan el término `vamos a rodar´”, amplió Saporito.

Insertarse en el mercado laboral es complicado, “es mucho más fácil para un hombre, por la normativa de cuál labor es para un varón y cuál para una mujer, quizá a una mujer la ponen como recepcionista o telefonista y no en mantenimiento, que son más adjudicadas a un varón”. Dentro de la población de personas con discapacidad que trabajan, las mujeres son las que menos tienen facilidad de poder acceder al mercado laboral.

Junto al Departamento de Humanidades llevan adelante la emisión del programa “Sin vueltas”, por AM 1240, la radio de la Universidad Nacional del Sur. Se transmite los días viernes a las 15 hs.

Categoría: Discapacidad- Local
2021-06-17 16:30:45
Relacionados
Estemos conectados
COOPERATIVA ECOMEDIOS