“Lo que tenemos acá es más que nada contención»
“Lo que tenemos acá es más que nada contención"

El “Comedor y Escuelita de Fútbol El Progreso” del barrio Evita continúa con su labor desde la asistencia alimentaria, social, cultural y deportiva.

Con más de diez años de trabajo, el espacio social ubicado en Thompson 2880, promueve con amor y solidaridad, el calor de hogar, la familia de amigos, los deseos de un futuro mejor y el sentirse parte de un gran equipo desde la canchita de su tan apreciado potrero.

Actualmente, tiene a disposición de su barrio un comedor, un ropero comunitario y la escuelita de fútbol para todas las edades y todos los géneros. Próximamente, estarán realizando un festival para que niños y niñas puedan celebrar su día con comidas y juguetes.

En lo que respecta a la actividad del comedor, las familias reciben sus viandas los martes y jueves a las 12 hs. También, cuando eso es posible, las personas pueden pasar a retirar leche y mercadería. “Es el doble de gente que venía antes. Esta complicado para todos, el tema de la pandemia lo incrementó y también el tema del laburo”, dijo su cocinera, Gabriela Troncoso.

El fútbol, una oportunidad

En cuanto a la escuelita de fútbol: “Lo que tenemos acá es más que nada contención. Por suerte se dio la posibilidad de que haya chicos jugando hasta el día de hoy en un club. Hay chicos jugando en Olimpo, en Libertad, Villa Mitre o San Francisco. Salieron de acá, como quien diría, del potrero”, enunció su coordinador y entrenador, Manolo Salazar.

El referente al haber salido “de la calle” comprende y conoce la situación de los niños, las niñas y las y los adolescentes. “Para ellos es un montón, es una alegría tremenda porque nosotros además de hacerlos jugar al futbol lo que hacemos es sacarlos de la calle. Ellos buscan la contención, lo que no tienen en su casa lo encuentran acá”, destacó Salazar sobre el rol social del deporte.

La actividad deportiva motiva a los niños y niñas, a las y los adolescentes a soñar y pensar en otros futuros posibles: “Ellos por suerte han guardado y agarrado lo que uno les dice y lo que uno hace con ellos. Han seguido viniendo al espacio y hoy están estudiando o trabajando”, añadió Salazar.

El trabajo social es totalmente a pulmón y gracias al esfuerzo, cooperación y ayuda mutua de sus colaboradores. La autogestión es clave para este espacio que busca crear oportunidades e iniciativas desde los recursos disponibles.

Podes conocer más sobre la labor del “Comedor y Escuelita de Fútbol El Progreso” a través de su cuenta de Facebook.

Te puede interesar la nota Reclaman al municipio por mejoras y atención del barrio Evita

Categoría: Local
2021-08-17 17:18:50
Relacionados
Estemos conectados
COOPERATIVA ECOMEDIOS