Creaciones biodegradables y orgánicas
Creaciones biodegradables y orgánicas

Sol Pérez y Melina Pérez Montenegro, son hermanas e impulsoras de Piedra Mala, cosmética natural. Con el compromiso de cuidar al medioambiente, y de que en sus productos queden representados todos esos pensamientos e ideologías a través de los que se reconocen, trabajan en este proyecto que es una invitación al cambio.

“El propósito es poner nuestro granito de arena en ayudar al medioambiente y que la gente se sume. En Bahía no estaba tan instalado el consumo de este tipo de productos y queríamos que la gente pudiera tomar conciencia. Además, no solo realizamos las ventas, sino que agregamos imágenes de visibilización e información como, por ejemplo, qué es un compost o cómo plantar”, comenzaron en diálogo con EcoMedios.

Entre la amplia variedad de artículos que ellas mismas producen, los y las interesadas encontrarán: “champú y acondicionador sólidos, sérum para el pelo, cremas sólidas para el cuerpo, ungüentos para cicatrizar o dolores, cepillos de dientes de bambú, jabones, jaboneras, exfoliantes, masajeadores con esponja vegetal, de aloe vera y sales de baño, entre otros”, enumeraron.

En dicho compromiso asumido respecto a que las causas que acompañan y con las que se comprometen, se conviertan en un estilo de vida, Sol explicó que “las etiquetas de los productos está hecha con los colores que representan la lucha feminista. Siempre tratamos de reflejar lo que pensamos y nuestra ideología en nuestro espacio”.

Sobre el emprendimiento

“Empezó durante la pandemia, en agosto, septiembre del 2020. Me fui a aislar unos días a la casa de mi hermana y ahí nos surgió la idea como algo ajeno que se terminó dando. Se había puesto de moda la cosmética natural vegana y nos llamaba la atención. Luego empezamos a averiguar, nos entusiasmamos, lo vimos como una alternativa posible y ahí nos decidimos”, recordó Melina.

Respecto al nombre, “Piedra Mala es un camping dentro del Parque Nacional Lanín, al que viajábamos con mis padres. Es un lugar donde la pasamos bien y compartimos mucho. De ahí surgió la idea. Y también, se trata de una montaña que tapa el volcán Lanín, fue llamada así por los mapuches, y es un sitio sagrado, reconocido y aceptado internamente como unificador de esa sociedad. Todo eso hizo que nos pareciera una buena opción”, reflexionó Sol.

Emprender, para Melina “es un cable a tierra. Cuando surgió lo de Piedra Mala, en medio de la pandemia, fue escapar y olvidarte de lo que pasaba. Me permite conectar desde otro lado”; y para Sol, es una actividad que “te brinda la posibilidad de hacerla cuando querés, podés y tenés ganas, lo que hace que me mantenga entretenida”.  

“A veces pienso y digo: “Vamos lento, vamos tranqui”. Lleva tiempo todo lo que implica crecer. Y creo que vamos por ese camino, de a poco, sabiendo que en un futuro esto va a ser algo grande. Queremos disfrutar lo que pasa ahora”, finalizó Melina.

Los y las interesadas en conocer más sobre el proyecto que las hermanas llevan adelante, o los productos que fabrican, pueden visitar su Instagram.

2022-08-05 17:44:39
Relacionados
Estemos conectados
COOPERATIVA ECOMEDIOS