Vivir y sentir la asexualidad
Vivir y sentir la asexualidad

Evitar las etiquetas, vivir libre con las elecciones que se toman en materia sexual y abrir la mente son las condiciones necesarias para entender esta expresión identitaria.

“Poder visualizar la asexualidad es muy interesante, muy importante y enriquecedor, porque se trata de abrir la mente y tomar conciencia de que cada uno es diferente a otro. Además son distintas las interacciones y no se tiene que caer en etiquetas de que algo tiene que ser de una forma u otra”, afirmó la psicóloga y sexóloga, Carmen De Napoli (MP Nº 133).

La asexualidad se trata de la no presencia del deseo sexual, puede estar combinada con un romanticismo, aunque no siempre es así. A las personas asexuales se las considera dentro del colectivo LGBTQA. Existen muchas variantes, como la demisexualidad, en la cual experimentan deseo después de estar en un vínculo afectivo, es decir, se enamoran y luego presentan deseo y la gris sexualidad, que se trata de un deseo débil o que aparece por momentos. 

“La sexualidad se puede manifestar de diferentes formas y no solo la que se entiende comúnmente como relación sexual, hay tantas variables como seres distintos, cada interacción es distinta. Considero importante el respetar la asexualidad porque eso es lo que sienten y lo que viven”, afirmó la profesional.

¿Padecimiento o elección?

La asexualidad es una manifestación con características propias, quienes se identifican con ella no experimentan el deseo sexual como lo hace la mayoría, pero hay que diferenciarlas de las que sufren o padecen no tener este deseo. “Es una de las causas por las cuales acuden mucho a terapia, porque realmente quieren tenerlo o está inactivo o lo tuvieron pero se les fue”. Por eso, hay que tener en cuenta que para la asexualidad no constituye un padecimiento.

“No se trata de un deseo hipoactivo, no es una versión sexual y no lo sufren, es una elección, una forma de identidad sexual congruente con su forma de sentir”, profundizó la profesional. Algunas personas que se sienten asexuales pueden tener pareja, pero buscan a alguien en la misma condición o se presenta un acuerdo en donde el otro puede tener relaciones con alguien más, o bien otro tipo de pactos en donde se tienen relaciones con una frecuencia acordada o en un modo determinado. Algunas veces, acuden a terapia como un ultimátum porque no llegan a comunicar los deseos y esa comunicación es la base de cualquier relación.

Nota completa en la edición Nº 746 de Ecodías, producto de la Cooperativa de Trabajo Ecomedios. Todos los derechos compartidos

Categoría: Salud
2021-06-25 18:33:26
Relacionados
Estemos conectados
COOPERATIVA ECOMEDIOS