La Odisea de los giles
La Odisea de los giles

Esta comedia dramática dirigida por Sebastián Borensztein se ha convertido en el mejor estreno argentino del año, aunque formalmente sea una coproducción con España.

Parte del interés concitado estaría en que versiona la novela La noche de la usina de Eduardo Saccheri y conserva su estilo, aunque se aleja de su temática futbolística.  

La acción sucede en un alicaído pueblo bonaerense, donde varios vecinos intentan algo para que la economía repunte: juntar sus ahorritos, fundar una cooperativa, comprar la planta acopiadora cerrada y ponerla a trabajar. 

Pero es diciembre de 2001, los atrapa “El corralito” y la desesperación se les vuelve ira al enterarse que alguien del pueblo sabía lo iba a pasar y se quedó con su dinero. 

Hasta  allí – los primeros veinte minutos- una trama de comedia dramática costumbrista anclada en hechos reales y en adelante una de Heist Movie,  subgénero del policial que se basa en las peripecias de uno o muchos para concretar un robo, ya que el grupo de “giles” idea un arriesgado plan para recuperar lo suyo. 

Unos giles queribles, encabezados por el dueño de la estación de servicio que compone Ricardo Darín y el gomero anarquista de Luis Brandoni – pareja de química probada en las cuatro temporadas de la serie Mi cuñado (1993/96)-; secundados por una galería de personajes bien interpretados por un elencazo, aunque Carlos Belloso esté desperdiciado tras el maquillaje y los tics. 

Además de la impecable factura visual que caracteriza la filmografía del director; una simpática referencia al clásico del (sub)género Cómo robar un millón (William Wyler; 1966) y el ritmo narrativo sostenido, que disimula varias inverosimilitudes e hilos sueltos.  

Un buen film a secas, favorecido por algo definible como sincronicidad, ya que otro de los factores de su éxito reside en la coincidencia entre el estreno, otra suba del dólar y la consiguiente devaluación, que evoca la incertidumbre de la época retratada.

Y una recomendación: no dejar la sala sin ver la escena extra entre los títulos de crédito del final.

Ficha técnica:Dirección: Sebastián Borensztein. Guión: Eduardo Saccheri, Sebastián Borensztein. Música: Federico Jusid. Intérpretes: Ricardo Darín, Luis Brandoni, Verónica Llinás, Daniel Aráoz, Rita Cortese, Andrés Parra, Marco Antonio, Caponi. Origen: Argentina, España;·2019. Calificación: Sólo apto para mayores de 13 años.

Categoría: Cultura
2019-08-28 17:59:11
Relacionados
Estemos conectados
COOPERATIVA ECOMEDIOS