Reciclar como proceso creativo ilimitado
Reciclar como proceso creativo ilimitado

Motivado por la certeza de que cuando el arte está en armonía con la naturaleza, es posible apreciar el descarte y transformarlo en obras decorativas y sustentables, con personalidad propia, única e irrepetible, Santiago Bresciano le dio vida a ‘Maderita orillera’.

El camino por el reciclaje de autor, comenzó “como un pasatiempo inesperado. El tema de las manualidades fue una sorpresa para mí. Me encontré haciendo una tarea que me gustaba y disfrutaba mucho. Fue amor por el reciclado creativo. Es decir, ver en eso las infinitas posibilidades que ofrece”, explicó, en diálogo con EcoMedios, el emprendedor y escritor.

Su paso por la carrera de letras, al igual que su gusto por la escritura, fueron dos factores que pudo sumar al proyecto. “Cada creación tiene un texto, pequeñas historias, donde explico la ubicación de los materiales utilizados. Todo lo que escribo es de mi autoría. Algunos de los poemas hablan de mi relación filosófica en cuanto a la vida de la costa y otros son fantásticos, como las narraciones de los capitanes o sobre las casas”, dijo.

Con el correr del tiempo, logró centrar su iniciativa en torno a tres lemas: amor por el reciclado creativo, pasión por la costa y arte en armonía con la naturaleza. “Me interesa mucho el tema de la creatividad puesta en la acción, funcione o no funcione lo que uno emprenda. Me parece que es parte de la pasión”, resaltó.

‘Maderita’ reúne cuestiones como la escritura, el cuidado del medio ambiente y que cada objeto guarde su propia historia detrás. Además, las maderas estás desgastadas naturalmente, “más allá que utilizo acrílicos para dar una paleta de color, trato de que prime la madera original. Ese paso del tiempo, que es imposible de replicar, pasa a formar parte de la obra. Eso me parece hermoso”, sostuvo.

Arte con hallazgos costeros

“Soy oriundo de Bahía Blanca, pero hace siete años vivo en Monte Hermoso. El primer año tenía un puesto de libros en la feria de artesanos. Al año siguiente, en 2017, hubo dos sudestadas grandes, en agosto y en septiembre, y empecé a juntar maderas de deriva que salían del mar”, recordó.

De esa manera, y sorprendido por las características de dicho material, “incluso en la pintura se pueden apreciar diferentes capas de color y me gustaba mucho como técnica, además de que era algo que no se había usado antes”, empezó a confeccionar barcos, “pequeñas piezas, primero para mí”, y luego se incorporaron los faros, maquetas y cuadros de pared, entre otras cosas.  

Asimismo, su arribo a Monte Hermoso lo llevó a conocer el surf, actividad que impulsa el cuidado del espacio “que aprovechamos y disfrutamos tanto”. Aquello, en conjunción con la historia de la creación del balneario, “que comienza en 1917 con las maderas que tira una embarcación, que las trasladaba desde Brasil a Ingeniero White, y por un temporal debe tirarlas al mar para no irse a pique, y con ellas se crea el primer hotel de la zona”, es que se inspira para denominar su emprendimiento.

Para finalizar, Santiago contó que le gustaría “hacer un libro con fotografías que recapitule parte de los poemas o historias más significativas, e intentar abarcar otros lugares; Quiero seguir yendo a jardines a realizar actividades sobre el cuidado medioambiental y el reciclado creativo, para que los chicos puedan crear a través de materiales que encuentran en cualquier lado. El tema de despertar la imaginación es algo que me encanta”.

Los y las interesadas en conocer más sobre los objetos y sus historias pueden visitar el Facebook o Instagram de la iniciativa, o comunicarse con su creador por correo electrónico a [email protected].

Categoría: COMUNIDAD EDB
2022-11-04 12:01:12
Relacionados
Estemos conectados
COOPERATIVA ECOMEDIOS