Una autonomía construida con luchas

0

Se cumplen 76 años de la autonomía de la ciudad de Punta Alta, un proceso largo al que costó llegar y que se celebra cada 12 de mayo.

El Archivo Histórico Municipal de Punta Alta lanzó el evento recordatorio con una entrevista en la plataforma Facebook, donde dialogaron la integrante de la institución, licenciada Fernanda Martel y el periodista Luciano Bianchinotti de Punta Alta Visión.

La iniciativa comenzó en 1905, el pueblo tenía siete años de vida. Punta Alta era una localidad muy pequeña que pertenecía al partido de Bahía Blanca. “Nuestro pueblo se sentía olvidado, colaboraba y contribuía puestos municipales, pero ese dinero que llegaba a las arcas de Bahía no llegaba a nuestro pueblo, no se veía retribuido en obras. Las calles eran de tierra, no tenía prácticamente una sala médica ni ningún tipo de infraestructura”. También surgió un conflicto con las tierras y terrenos del pueblo, en donde el particular, el que decía ser el dueño exigió el pago inmediato 

a vecinas y vecinos que ya habían edificado en ellos. “Acudieron al municipio pidiendo ayuda pero se cajoneó la expropiación. Se interpreta que fue lo que incendió el enojo y el deseo de separarse de Bahía Blanca”, añadió Martel.

Primeras gestiones

A lo largo del tiempo se fueron formando diferentes comisiones, la primera fue en 1908, que también contaba con un periódico para divulgar las ideas de autonomía. En 1917 surge otra comisión con otro proyecto de autonomía, ligado a la liga comercial y la defensa local, lo que hoy se conoce como Uciapa. En aquel año, proponen que Punta Alta pase a integrar el territorio federal de la Base Naval Puerto Belgrano, aunque no prosperó fue otra alternativa pensada.

Luego en 1925 la sociedad de fomento de Punta Alta realiza un relevamiento del territorio urbano y rural para saber cuántos habitantes va a tener el nuevo partido y cuántos estaban a favor de este proyecto. También averiguaron los recursos de los que disponía como posible ciudad autónoma, es decir, cuánta cantidad de hectáreas, de industrias, infraestructura y vivienda. Con toda esa información se armó un nuevo proyecto de autonomía, presentado en la legislatura en 1927 por el diputado provincial Ramón Tristani, por el partido de Aristóbulo del Valle. Esta iniciativa tampoco prosperó. 

En todos estos proyectos, Bahía Blanca reaccionó formando la comisión pro integridad territorial de dicha ciudad para luchar y evitar la autonomía de esta localidad, ya que no quería perder territorios.

En 1932 funcionaron dos comisiones pro autonomía, por un lado el Centro Juventud Autonomista que aglutinó a jóvenes de Punta Alta, y luego la comisión Vecinal Pro Autonomía, integrada por personas que venían luchando la causa desde hace tiempo. Los más jóvenes en ese mismo año propiciaron el voto por la autonomía ganando en las elecciones, formando así la primera fuerza política siendo este el voto por la autonomía. Este fue seguido por el partido Demócrata Nacional y luego el Partido Socialista Independiente. “Después del golpe de 1930 Punta Alta se manifestó abiertamente exclamando que no querían ningún candidato político, sino que querían su autonomía”, agregó la licenciada. Además el Centro Juventud Autonomista tenía un periódico llamado Municipio, que circuló aproximadamente durante dos años, con el objetivo de llamar la atención de las autoridades sobre la cuestión.

Créditos fotos: Archivo Histórico Municipal Punta Alta

Nota completa en la edición Nº 62 de EcosPuntaltenses, producto de la Cooperativa de Trabajo Ecomedios. Todos los derechos compartidos

Deje su comentario