Un llamado al mundo de los títeres

0

Magia, juego, creatividad y fe, son los componentes en el mundo de Nicolás Redondo, titiritero desde hace 18 años, con quien indagamos sobre este oficio artístico y “Andaricleta”, un proyecto que está llevando adelante.

Muchas veces se asocia a los títeres con el público infantil, sin embargo, existen diferentes tipos de espectáculos orientados a distintos públicos y con distintos tipos de títeres. De hecho, Nicolas ha realizado funciones en viajes de egresados, escuelas, hogares de ancianos, peloteros, eventos para adultos, entre otros lugares. 

La clave está en que el espectador logra entrar en el juego y a pesar de ver al titiritero se permite dialogar, escuchar, creer y ser cómplice del títere.

“No hay edad para esto.  Muchos piensan que los títeres son solo para niños y los desmerecen cuando en realidad si nos ponemos a investigar un poco, en el mundo hay grandes compañías que se dedican a su estudio, armado y confección», comenzó.

Y profundizó:»Es más, una de las personas que los potenció al máximo fue Jim Henson creador de la famosa serie Los Muppets, y a partir de ahí se empezaron a usar para casi todas las películas de ciencia ficción, por ejemplo, en la Guerra de las Galaxias R2D2 es un títere. Realmente es increíble lo que despierta el títere en un adulto.”

Durante la pandemia, Nicolas tuvo la iniciativa de crear “Andaricleta”, un proyecto que en sale con su bicicleta a transportar su show y su teatro.  “Se me ocurrió esto lindo del pedalear del artista, esa idea de que uno siempre está tratando de pedalearla, remarla”, cuenta el titiritero quien además asegura amar su oficio y desea seguir siendo titiritero hasta el último día de su vida. 

“Me encantaría poder generar una movida cultural en torno a los títeres. Crear algo con más profesionalismo, es decir, armar un equipo de titiriteros integrado por todo aquel que quiera conocer el mundo de los títeres, animarse a jugar en serio y proyectar juntos algo lindo”, expresa quien ha abierto una convocatoria.  

Cada fin de semana de buen clima y en fases de la pandemia que lo permite, Nicolás va al sector de juegos del Parque Independencia, los sábados, y del Parque de Mayo, domingo, para montar su función.

Diversidad de títeres

Si bien en nuestro país predominan los títeres de guante o cachiporra -usan con una sola mano- hay otras variedades como, por ejemplo, los títeres de sombra, que se proyectan con juego de luces o en un fondo blanco; las marionetas, que son títeres que se manejan con hilos; los bocones que le permiten al titiritero abrir y cerrar la boca con una mano y con la otra mover los brazos y piernas; y los montacu, que se manejan de a 3 titiriteros generando un solo movimiento.

“Pero además de eso, el títere puede ser cualquier objeto, un juguete, una taza, lo que sea. De niño yo jugaba con mi hermano y él era mi público. Para ser titiritero necesitas un público a quien contarle la historia», finalizó Nicolás, asegurando que hay magia y todo es posible en el mundo de los títeres.

En sus redes sociales o escribiendo al 291-5070354 se puede conocer más sobre este artista y su convocatoria.

Deje su comentario