Un emprendimiento pensado para la libertad de juego

0

«Kukuyu» es el emprendimiento de Ana Sibart que consiste en el alquiler y armado de plazas de juego libre para niños y niñas. Al elegir el nombre, ella tomó la palabra en Quechua “luciérnaga”, pensando en la luz propia que emiten los y las peques.

La plaza de juego libre consiste en un espacio lúdico compuesto por juguetes artesanales que estimulan la creatividad.

“Se llama juego libre porque hay elementos donde el juego lo propone el chico en base a lo que crea o imagina. La idea no es que el adulto de la indicación de cómo debe jugar el niño, sino que los cuida y acompaña desde afuera entendiendo que los chicos no son arcilla y traen cosas en su interior. De esta forma, por ejemplo, con maderitas que no dicen nada ellos hacen un camino, o una torre, o le ponen piedritas arriba. La imaginación de ellos es mucho más amplia que la nuestra.” explica Ana.

La emprendedora que en el año 2015 recorrió la Patagonia  llevando a escuelas y restaurantes una ludoteca viajera para todas las edades; y en el 2019 se animó a llevar adelante «Kukuyu», con la idea de alquilar estos juegos en eventos como bautismos, cumpleaños y casamientos. Luego, a raíz de la pandemia, también comenzó a alquilar combos por 3 o 4 días en las viviendas particulares. 

Cubos de pikler, pasarelas de equilibrio, hamacas de montessori,  bloques de madera, pizarras, y rincones de juego temático como el mini shop, la verdulería y la veterinaria.  Estos, son algunos de los juegos que contiene la plaza Kukuyu la cual está pensada para que la disfruten desde bebés hasta niños de 7 u 8 años.

“Son juegos para descubrir capacidades y saber hasta dónde pueden llegar los chicos”, cuenta Sibart y añade que se tratan de piezas realizadas en madera porque perduran más en el tiempo y además se limpian bien después de su uso y se  retoca la pintura si hace falta. 

Para saber más se lo puede buscar en las páginas emprendedoras, –Facebook e Instagram- donde a su vez pueden encontrarse propuestas de actividades para realizar en casa, como por ejemplo construir una casa de pájaros para el patio o sembrar papa en bolsa.

Finalmente, Ana invita a  las personas a animarse a alquilar una plaza de juego libre ya que es una forma ofrecerles a los chicos y chicas la posibilidad de jugar pensando en ellos en vez de en los adultos.  

Deje su comentario