Un emprendimiento de mujeres que siembra trabajo y esperanza
Un emprendimiento de mujeres que siembra trabajo y esperanza

“Cocinando ilusiones” es un proyecto autogestivo, ubicado en Grünbein, llevado adelante por equipo de vecinas que se potencian entre sí para crear su fuente laboral.

La propuesta nació el 2 de enero del 2020 cuando dos jóvenes madres se acercaron a pedirle ayuda a quien es la impulsora de la iniciativa, Lorena Fuentes. De allí, lo que podía haber sido un acto de asistencia comenzó como fuente trabajo y ahora como camino de vida hacia los propios deseos y proyectos. Actualmente, el proyecto se dedica a la elaboración y comercialización de panificados, pastas, repostería y rotisería.

“Siempre con el tema de la iglesia ayudaba a las chicas jovencitas que sufren violencia de género. Un día vinieron dos mamas muy jovencitas, una necesitaba una garrafa y la otra pañales. Ya se me había terminado la mercadería y les dije que en ese momento no tenía nada pero que si querían yo tenía harina, huevos y azúcar y les enseñaba a hacer rosquitas y con esa plata podían comprar lo que necesitaban”, dijo Fuentes.

En tanto las chicas aceptaron la idea, “hicimos las rosquitas, quedaron riquísimas y salieron a vender las dos. Dieron vuelta la manzana y vendieron todo así que bueno una pudo conseguir para comprar la garrafa y la otra los pañales. Todas las semanas de lunes a viernes trabajaron”, explicó.

Esta situación generó un impacto para Lorena y se comunicó con la asistente social del barrio quien terminó por conocer a las jóvenes y luego también por motivarla a ir por más pues no era una alternativa dejar a las chicas solas. En este marco, Fuentes se movilizó para ir dándole forma a lo que hoy es un emprendimiento.

A eso se sumó la ayuda que le brindó la Delegación de Villa Harding Green,  y también Cáritas que aportó un horno convector, un carro latero y bandejas que les permitió optimizar recursos, ampliar la variedad de producciones que ofrecen y disponer de más tiempo para dedicar a sus familias.

“Ellas expresaron que estaban muy contentas porque le habían comprado frutas y darles de comer a sus chicos, que no habían podido terminar el secundario porque quedaron embarazadas y se les complicaba ir a trabajar porque no tenían experiencia ni quien les cuide a sus hijos”, indicó Fuentes.

Fuentes es maestra panadera, facturera y formó a las jóvenes en el oficio para que pudieran trabajar. Entre historias y realidades difíciles, lágrimas y obstáculos constantes, la unión de 10 mujeres conformó un equipo que hoy es un refugio, hogar, trabajo y espacio de sueños para muchas.

“Cocinando Ilusiones”, es un emprendimiento todavía muy reciente y necesita ayuda de la comunidad para poder seguir trabajando. Para colaborar con materia prima, comunicarse con Lorena Fuentes, al 291-5014998.

Categoría: Iniciativas
2021-05-24 18:34:18
Relacionados
Estemos conectados
COOPERATIVA ECOMEDIOS