Testimonios de madres en la semana de la lactancia materna

0

Desde el 1 al 7 de agosto se celebra la Semana de la Lactancia Materna, la fecha está destinada a fomentar la práctica natural para mejorar la salud de las y los bebés en el mundo.

Es posible ver cómo muchas mujeres se han apropiado de este mensaje y han compartido mensajes e imágenes en sus redes sociales.

“No puedo dejar de recordar la magia de esa conexión y la sensación única de poder darle teta a mis hijes. Pero tampoco hay que invisibilizar que a veces cuesta, otras duele, que la sociedad no pone más que piedras en el camino, que ninguna mamá debería volver a trabajar cuando su bebé depende exclusivamente de su teta, que no hay lactarios en ningún laburo y las que lo necesitan se deben sacar leche o dar la teta en la inmundicia de un baño, que si podés, te dicen hasta cuándo y si no podés te miran con ojo acusador”, reflexiona Pilar Tomás, quien acompaña el relato con una imagen del rostro de Antonio en plena acción (imagen portada).

María José Montenegro cuenta que pasó por dos experiencias de amamantamiento distintas, “con mi primera hija Luna era más joven, estaba estudiando y no tenía restricciones de horario, le pude dar el pecho durante un año y medio y a libre demanda”. Luna salió de la sala de parto tomando teta, “eso fue inolvidable, muy potente”.

Un nuevo embarazo fruto de un tratamiento de fertilización trajo a Miranda al mundo, en plena pandemia, “en la semana 20 de embarazo se descubrió que era una bebé muy chiquita, tuve que hacer mucho reposo”. Nacida prematura Miranda fue derivada a Neonatología, “tuve que aprender a sacarme leche del pecho, estar en el lactario, saber que ella estaba internada, cuidada, protegida, y en el día 10 la pusimos al pecho, y recién en el día 15 empezó a tomar teta”. También recibió leche materna por sonda.

Este año el lema es apoyar la lactancia materna para contribuir a un planeta más saludable, centrado en el impacto de la alimentación infantil en el medio ambiente y el cambio climático, destacando el imperativo de proteger, promover y apoyarla para la salud de la gente de todo el planeta.

Esto coincide con lo que dice Pilar, “ojalá todas las que quieran amamantar encuentren cada día menos obstáculos y más palabras de aliento. Ojalá nadie juzgue a la que no pudo. Ojalá seamos conscientes de que esos primeros meses de vida son fundamentales para todo ser humano y de nuestro trato y predisposición a la ayuda depende cómo van a transitar transitarlos mamá y bebé”.

También María José afirma que la lactancia materna “requiere de un gran compromiso familiar, laboral y también económico, saber que le estás dando más que la leche, le das contacto, anticuerpos, conexión con vos, te escucha y escucha tu corazón”.

La Organización Mundial de la Salud la recomienda como modo exclusivo de alimentación durante los 6 primeros meses de vida; a partir de entonces se recomienda seguir con la lactancia materna hasta los 2 años.

Deje su comentario