Señora de cine

0

La directora argentina  María Luisa Bemberg sigue vigente en su filmografía. 

Recientemente se cumplieron 25 años de la desaparición física de María Luisa Bemberg, pero también cuarenta años del estreno de su primer largometraje como directora, acontecimiento señalado para la cinematografía argentina. 

Nacida en 1922, Bemberg tuvo todos los privilegios y las presiones de una chica de familia acaudalada, pero finalmente impuso su vocación literaria y cinematográfica y debutó como guionista en Crónicas de una Señora  (Raúl de la Torre, 1971), basado en su propia pieza teatral. 

Un drama femenino entre muchos, ya que fue una activa feminista y reflejó eso en cada uno de los ocho títulos que dirigió -dos cortos y seis largometrajes- y bastaron para hacerla reconocida y abrir el camino a sus futuras colegas. 

Al inaugural  Momentos (1980) -un triángulo amoroso entre Graciela Dufau, Miguel Ángel Sola y Héctor Bidonde-, le seguiría Señora de nadie (1982) sobre una mujer que deja su casa por la infidelidad de su marido. Con un jovencísimo Julio Chávez interpretando al amigo gay, toda una osadía en las postrimerías de “El Proceso”. 

Pero Camila (1984), significaría su consagración local e internacional, reflejando una pasión a contramano del poder secular y religioso en pleno periodo rosista, nominado al Oscar a mejor film extranjero. 

Luego llegarían Miss Mary (1986), con mucho de autobiográfico y la británica Julie Christie a la cabeza; Yo la peor de todas (1990), basado en la biografía de Sor Juana Inés de la Cruz de Octavio Paz y finalmente De eso no se habla (1993), su último film con protagónico estelar de Marcello Mastroianni. Obra tan coherente como premiada, que puede disfrutarse completa y gratuitamente en su página oficial.

Compartilo!

Deje su comentario

A %d blogueros les gusta esto: