Reiki, curar con la energía que fluye en las manos

0

Es una curación ancestral complementaria de la medicina y de otros tipos de terapias. Nancy Orlando, quien ejerce desde hace 23 años, nos cuenta sobre esta terapia.

“Ante una situación dolorosa, lo primero que hacemos es llevarnos la mano al lugar dolorido. El tacto humano transmite calor, consuelo y poder curativo”, explica Nancy.

Fue redescubierto por Mikao Usui en Japón a fines de 1800 y consiste en canalización energía universal a través de la imposición de manos para confrontar o aliviar el dolor. Nancy agrega que esta terapia se basa en la posibilidad de que cada uno pueda encontrar la fuerza de la sanación permitiendo que la energía  fluya por las manos.

Para llevar a cabo una sesión, el receptor debe solicitar o estar abierto a recibir Reiki. Esto se realiza en un gabinete ambientado, energizado con música suave, iluminación tenue y aceites aromáticos que inducen a la relajación.

“Cuando el Reiki comienza a fluir se percibe de diferentes formas, por ejemplo, las manos pueden calentarse, el receptor puede sentir una agradable frescura, se siente una suave vibración o ligeros golpes de corrientes o escalofríos. Cada persona recibe la energía de autocuración que necesita sobre todos los planos: físico, emocional, mental y espiritual”, explica

Toda persona puede recibir esta terapia, incluso bebés, embarazadas y personas que están recibiendo diálisis, rayos, quimio terapia o enfermos terminales. También se puede aplicar esta terapia en mascotas y en las plantas.

Con el Reiki se logra desbloquear y limpiar conductos fisiológicos equilibrando el sistema nervioso y endocrino, reestructurando el funcionamiento energético y celular.

Además, se obtiene mayor claridad mental, aumento de concentración, sensación de paz, se armonizan los recuerdos, entre otras cosas.  Para saber se puede buscar a Nancy Orlando- terapias personalizadas de Reiki o al 291-5006578.

Deje su comentario