Reanudación del debate
Reanudación del debate

El Tribunal Oral Federal de Bahía Blanca dió continuidad al juicio oral y público a genocidas de la Armada que tiene lugar en Colón 80. Siete testigos declararon entre el martes 3 y miércoles 4 de febrero.

En el marco del proceso judicial donde se juzga a los Genocidas de la Armada, El Tribunal Oral Federal de Bahía Blanca, que integran los jueces Jorge Ferro, Mario Triputti y Martín Bava reanudó el debate oral y público; para tomar declaración a siete testigos.
El debate tiene lugar los martes y jueves en el aula Magna que la Universidad Nacional del Sur (UNS) posee en Colón 80; y en su continuidad el pasado martes 3 y miércoles 4 de febrero, los jueces tomaron declaración testimonial a Aníbal Américo Agotborde, Horacio Montes de Oca, Ernesto Reynafe, María Raquel Loperena, Nelida Natalí, Marta Susana Martí, Valerio Roldan.
En la jornada del martes 3 de febrero, el primero en dar testimonio fue Aníbal Américo Agotborde, un ex conscripto que realizó el servicio militar en el Buque 9 de Julio, dentro de la Base Naval Puerto Belgrano, durante la ultima cívico militar en el momento en que ese lugar funcionó como centro clandestino de detención tortura y exterminio de personas. Según relató el testigo ante el tribunal, durante el servicio militar, fue destinado a la compañía antiterrorista “Pitón”; los entrenamientos de esa compañía antiterrorista se realizaban en Baterías, con el objetivo de preparar a las tropas para la guerra anti subversiva; con prácticas de arme y desarme de fusiles, pistolas y prácticas de tiro.
En ese sentido, contó que la compañía “Pitón”, se conformó entre fines de 1975 y principios de 1976; que “luego del 24 de Marzo del 1976, salían periódicamente con sus jefes a allanar casas y sindicatos de Bahía Blanca y Punta Alta, había más grupos que hacían lo mismo en la zona. Los allanamientos eran en forma violenta, pateando puertas y golpeando gente”. Sacaban a la gente de sus casas o sindicatos y esposados y encapuchados eran llevados a la Base naval. La gente que se iba a buscar estaban totalmente indefensos, “no tenían oportunidad de defenderse”. Luego de entrar a la Base y ser castigados y golpeados eran dirigidos al buque 9 de Julio. “Hice guardia en ese buque 6 meses, 3 o 4 días en el interior y como me descomponía pedí que me sacaran a la cubierta”, se descomponía de ver el trato al q eran sometidos los secuestrados, a quienes tenían en los camarotes, y el “trato era infrahumano, los castigaban en forma brutal”. El buque estaba infestado de ratas, “nosotros las cazábamos y las tirábamos al mar”.
Américo Abotgorde, también relató que en el “Buque 9 de Julio”, nació un bebe, de una mujer secuestrada, la mujer fue atendida, le sacaron su bebe y ella siguió secuestrada en ese lugar clandestino. Serían médicos de Marina quienes la atendieron. También relató que el abuso hacia las mujeres era constante y que las víctimas eran trasladadas, pero no se sabía el destino, “no podíamos preguntar nada nosotros” sintió hablar a sus superiores de hacer “viajes” en aviones o helicópteros.
Conocé los detalles del juicio en http://hijosbahiablanca.blogspot.com.ar.

Categoría: DDHH
2015-02-05 19:41:24
Relacionados
Estemos conectados
COOPERATIVA ECOMEDIOS