Realizan labor solidaria para las personas más vulnerables de Cerri

0

«Meli podemos» es el primer merendero de la vecina localidad, que surgió ante las necesidades que se acentuaron durante los meses de pandemia por Covid-19. Actualmente trabajan todos los días y proyectan un año de crecimiento, para continuar asistiendo a las familias más vulnerables.

A su inauguración, el 18 de junio asistieron 6 niños. Ese número creció rápidamente, hasta llegar a los 85 que hoy asisten cada tarde acompañados por sus madres, con sus botellas, para buscar la merienda.

“Es un gran compromiso, los chicos vienen re entusiasmados. Estamos muy contentos porque, por ahora, siempre pudimos darles algo para que se lleven”, afirmó la referente del espacio, Cintia Melina Vega.

La idea de crear un merendero surgió como un proyecto familiar, en el que Vega, su marido y su hija decidieron empezar a hacer algo por quienes más lo necesitaban.

Vega, en comunicación con la Cooperativa Ecomedios, contó que en marzo vivió una situación de necesidad personal, en la que contó con el apoyo de los y las vecinas de Cerri. “Una vez que pudimos estar bien, vimos que había mucha gente como nosotros y quisimos devolver un poco de esa ayuda”, afirmó.

“Acá en Cerri no había nada de contención, solo se entregaba en bolsón de la municipalidad y a la gente no le alcanzaba, así que se me ocurrió probar llevar adelante el merendero”, expresó la referente y agregó que “Sentimos que estamos ayudando un montón, es un movimiento solidario muy lindo, aunque por momentos se complica”.

Donaciones y solidaridad

El merendero no tiene apoyo de ningún tipo, y las donaciones que se reciben son concretadas por su página. “La gente se lo tomó bien, se sabía que era necesario porque, si bien dan las tarjetas alimentarias, no alcanza. Todo el pueblo colabora, quienes reciben están súper contentos, y las personas que colaboran, también”, describió.

Reciben colaboración tanto de personas particulares, como de panaderías de la localidad. Actualmente, al bajar la producción, consiguen harina y ellos mismos elaboran torta fritas o rosquitas para dar con la leche.

Además de la merienda, se realiza un roperito comunitario al aire libre, siguiendo los protocolos correspondientes, donde se encuentra ropa y calzado, y proyectan poder establecer un día a la semana para poder funcionar como comedor y brindar alimentos a más personas.

Desde «Meli podemos» empezaron a tramitar las habilitaciones pertinentes para ser identificados como una entidad de bien público, con el área de Políticas Sociales de la delegación de la localidad.

“Retiramos y completamos los papeles, y ahora estamos esperando que se reactive la actividad del municipio en marzo para entregarlos”, remarcó Vega. Con esa documentación esperan poder acceder a otros beneficios y conseguir donaciones con mayor facilidad.

Actualmente están haciendo una colecta de útiles escolares, guardapolvos y mochilas, además de continuar necesitando donaciones de leche para todos los días. Su número de contacto es 291-5066014, por su red social o acercarlas a la sede, Santa Rosa 295 en General Daniel Cerri.

Deje su comentario