Punta Alta fue el lugar de las primeras evidencias para la Teoría de la Evolución

0

Charles Darwin, el autor de la obra El Origen de las especies, dejó una marca en la historia local y mundial con sus aportes científicos.

El Museo Municipal de Ciencias Naturales Carlos Darwin reserva un recorrido donde se destacan los hallazgos del naturalista inglés, muchos de ellos logrados en este territorio durante sus visitas. A finales de 1831, zarpó desde Inglaterra a bordo del Beagle con el objetivo de explorar las costas del mundo. Gracias a ese viaje, pudo dilucidar y tener pistas para proponer su Teoría de la Evolución y el mecanismo de selección natural.

Darwin recorrió la zona a pie y a caballo, y recolectaba en cada una de sus expediciones fósiles. Un médano sobre una barranca, conocida con el nombre Punta Alta, fue un sitio clave para el pensamiento y las hipótesis del científico. Allí encontró restos de grandes animales: huesos de Megatherium, un perezoso gigante extinto, placas de gliptodontes, como un gran armadillo que no existe en la actualidad, dientes de caballo y Macrauchenia patachonica, animal parecido a un guanaco con trompa también extinto, entre otros fósiles.

“Él escribía cartas a sus conocidos, en una escribió que había encontrado una plancha con placas poligonales de un gran armadillo que debía ser pariente de los que veía acá. Así que para los investigadores actuales de la evolución del pensamiento de Darwin este primer hallazgo fue el puntapié inicial de su Teoría de la Evolución”, puntualizó la geóloga Teresa Manera, quien junto a su marido, Roque Bianco, fundó el Museo Municipal Carlos Darwin.

Estas especies ahora se sabe que forman parte de la megafauna sudamericana que se extinguió hace unos 10 mil años, pero para el momento que Darwin hizo este descubrimiento era inconcebible pensar que las especies cambiaban con el tiempo. Además se creía que la Tierra era mucho más joven de lo que realmente es. Sin embargo, el naturalista cuestionaba estas afirmaciones. La observación de estos fósiles junto a la comparación que hizo con la fauna que encontró en la zona demuestran que ya estaba pensando en una teoría en la cual las especies evolucionaban a través del tiempo.

Actualmente, en la comunidad científica se reconoce cada vez más la preponderancia de la visita de Darwin tanto a Punta Alta como a la Farola Monte Hermoso, ubicada en la base de Baterías, donde también recolectó fósiles que relacionó con las maras patagónicas, en el desarrollo del pensamiento de la Teoría de la Evolución que escribió una vez finalizado su viaje.

Preservar y difundir

El Museo de Ciencias Naturales Carlos Darwin abrió sus puertas en el año 1990 presentando las colecciones de fósiles y material arqueológico que el matrimonio Bianco-Manera había donado a la Municipalidad de Coronel Rosales para la creación de la institución. Recolectaron, en el momento que era legal hacerlo, una gran cantidad de ejemplares fósiles, principalmente en el distrito, que eran los mismos que Darwin había encontrado muchos años antes.

Nota completa en la Edición N° 67 de Ecos Puntaltenses, producto de la Cooperativa de Trabajo EcomediosTodos los derechos compartidos.

Deje su comentario