Proyecto agroecológico busca profundizar su labor

0

La organización bahiense “Rukan”, reúne a diversos profesionales bajo el horizonte común de acompañar a productores y a su desarrollo productivo, de forma sustentable y sostenible.

“Rukan nace de un proyecto de extensión de la UNS que tenía como integrantes al INTA Bahía Blanca, la Cátedra de Extensión y Desarrollo Rural de Agronomía y el  Espacio de Trabajo para la Soberanía Alimentaria (Etsa). Un proyecto que en principio era armar a un grupo de productores agroecológicos para brindar acompañamiento”, indicó quien fue coordinador de la iniciativa inicial, Rodrigo tizot.

“Se dio así, se hicieron las primeras reuniones presenciales en el 2019 y aparecieron más de 30 personas que eran algunos productores y otros no. Y así se amplió la idea principal. A partir de esa primera reunión se dejaron planteadas algunas actividades como por ejemplo visitas a productores que ya habían trabajado con la transición ecológica tanto extensivos como intensivos”, agregó.

Mediante su trabajo, “Rukán” promueve la agrología y para abordarla de manera integral posee un grupo transdisciplinario: “Lo que trata de hacer es producción agropecuaria vista dentro de la sustentabilidad rural,  que es en sus tres dimensiones como la agroecológica, la productiva y la social. Tiene un componente ecológico muy fuerte y además aborda el enfoque del sistema productivo de forma holística”, indicó Tizot.

Actualmente, el equipo de trabajo viene realizando ferias para que productores de la zona puedan tener un espacio donde comercializar sus productos dentro de la ciudad. La iniciativa se realiza en el Parque Boronat y busca promover la agricultura familiar. También están trabajando sobre un proyecto de composteras. Además, están gestionando un reconocimiento por ordenanza municipal para la diferenciación de los productos agroecológicos.

Por otro lado, sus integrantes también desempeñan tareas de asesoramiento y capacitación constate a productores rurales de la zona para que estén acompañados durante la siembra, la cosecha, la comercialización de sus producciones y todo el proceso en si de lo que implica poder sostener y hacer crecer una chacra o un campo.

“Cuando esto iba creciendo decidimos ponerle un nombre porque sentíamos que le faltaba identidad. Así elegimos “Rukán”, que significa construcción colectiva de la casa. Nos pareció bastante representativo porque lo que queríamos es construir una casa común”, concluyó Tizón quien indicó que con el equipo de trabajo se proyecta un 2021 donde se puedan conseguir mayores beneficios para los productores.

Conocé más sobre su actividad, a través de su cuenta de Facebook.

Deje su comentario