Promueven la campaña «Bahía Sin Pirotecnia»
Promueven la campaña "Bahía Sin Pirotecnia"

Como cada año, el Comité de Autismo de la ciudad realiza la campaña para concientizar sobre el impacto que tienen los fuegos artificiales y explosivos en las personas que están dentro del espectro autista. 

La comisión, que nuclea entidades, grupos, trabajadores y padres y trabaja en pos de la prevención y asistencia a las familias con personas autistas, comenzó con la campaña con el objetivo de disminuir el uso de pirotecnia en la ciudad, especialmente durante los festejos de fin de año.

“Los niveles de persona con autismo año a año que son detectados, van incrementándose. A nivel mundial, una de cada 58 personas está dentro de la condición del espectro autista”, afirmó Pamela Moya, madre y miembro de la comisión.

Si bien el impacto del uso de pirotecnia también abarca a personas con alzheimer, hipersensibles, bebés y animales, el grupo se proyecta en función de las personas con autismo. “Buscamos generar conciencia, que la población sepa lo mal que les hace: en muchos casos les provoca dolor físico. Lo sienten como estallidos dentro de su cabeza”, indicó Moya.

Señaló que cuando se habla de personas con autismo, se habla de una diversidad tan grande como la de personas mismas. Personas que tienen lenguaje y se pueden comunicar, y otras que no, por lo cual entender lo que está pasando es mucho más complejo. 

Esta problemática lleva a las familias a buscar otros lugares, como localidades vecinas, en el que pasar las fiestas, e incluso muchas terminan acompañando a sus familiares encerrados en el baño, intentando minimizar los sonidos.

 “Es difícil de comprender, pero intentamos graficar el sufrimiento de la persona y su familia y apelamos a la empatía”, expresó Moya en comunicación con la Cooperativa Ecomedios. “Explicarle a las personas que siente una familia en esta situación, sensibiliza mucho. No es justo que tengan que exponerse a esas cosas, que tengan que pasar una Navidad así nos tiene que hacer pensar que no podemos seguir utilizando pirotecnia”.

Apuntó, además, que considera que ha disminuido el uso de fuegos artificiales y explosivos disminuyó desde que empezó la campaña pero, a pesar de que su uso está prohibido, es algo que se debe seguir trabajando.

Moya afirmó que es indispensable el apoyo del Municipio para que se logre una mayor difusión y conocimiento sobre el tema, ya que es difícil contar con los recursos necesarios para las campañas. Como comité han realizado charlas en empresas, pero “El lugar en el que tiene que estar fuertemente la campaña, con apoyo del Estado, es la escuela. Son los niños los que terminan cambiando las actitudes de los adultos”. 

Las acciones que propone la campaña incluye la visibilización en redes sociales mediante fotos con el cartel de #BahíaSinPirotecnia, pegar la consigna en la puerta de los hogares y poner una corona azul para identificar las casas en las que viven personas con autismo. Moya apuntó que es fundamental que el entorno cercano sepa cuál es la situación, para generar un cambio que parece pequeño, pero es muy significativo para las familias.

Categoría: Local
2020-12-22 19:35:34
Relacionados
Estemos conectados
COOPERATIVA ECOMEDIOS