Promueven el trabajo de triple impacto
Promueven el trabajo de triple impacto
En la localidad sanjuanina de Albardón, un grupo de mujeres decidieron innovar en la manera de producir.

En un mundo donde lo desechable está a la orden del día, aparecen en acción las Cooperativas de triple impacto: reducir + reciclar + reutilizar. Este es el caso de la Cooperativa de Trabajo Kuskalla Limitada, que utiliza los retazos de telas que recolectan de empresas textiles y elabora nuevos productos con una lógica puesta en la ecología.

En 2019 obtuvieron la matrícula por parte del Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (Inaes) y, de esta manera, coronaron años de organización para llegar a producir y vender productos textiles. Con este trabajo en sus espaldas, ocho mujeres comenzaron a incursionar en esta nueva manera de concebir a una Cooperativa, con un nuevo hábito de producir y consumir productos.

La presidenta de la organización, Silvia Godoy, en contacto con El Portal de las Cooperativas comentó: “En este año 2019, se nos ocurrió, debido a las diversas capacitaciones, insertarnos en una Cooperativa de triple impacto ¿cuál era el triple impacto? Reducir, reciclar, reutilizar ¿Cómo? Nos conectamos con las fábricas textiles de la provincia, donde todo lo que ellos consideraban desechos de telas, nosotros las retirábamos y las convertimos en productos sustentables y amigables con el medio ambiente, evitando que todo ese desecho fuera a parar a la basura”.

Con los materiales que retiran de las fábricas, ellas producen diversos productos como mantas, almohadones, cartucheras, bolsos, neceser y lonetas; todo con la técnica de unir retazos. “Lo que hace la fábrica es darnos pedazos de telas y nosotros los vamos uniendo y convirtiendo en elementos sustentables. Este año, debido a la pandemia, logramos realizar una gran cantidad de tapabocas con telas permeables, que no permiten el pasaje del fluido interna y externamente, y ese ha sido uno de los trabajos que hemos tenido este año”, explicó Godoy.

Este año están en el proceso de incorporar jóvenes para comenzar a utilizar herramientas de marketing, sobre todo en las redes. Aunque, durante este tiempo, se encargaron de hacer showroom (un espacio dedicado a exponer productos) cumpliendo un protocolo específico.

En ese sentido, la presidenta, dijo: “En esta época de pandemia, hemos tenido que hacer las muestras en la misma Cooperativa o en las casas de las integrantes, invitando a vecinos, siguiendo el protocolo correspondiente, desde el tapabocas hasta poner alcohol. Dependiendo del lugar, se invita a los vecinos, pero con un horario establecido para que no se amontone la gente y que vaya ingresando de a uno, o sea, adaptándonos a esta nueva manera de vivir. No es lo que pretendemos, pero nos ha dado bastante resultado”.

Por otro lado, el trabajo en la Cooperativa ayuda a las mujeres en su independencia económica. Al respecto, la cooperativista reflexionó al decir que “lo que hemos podido lograr es eso, que cada mujer tenga una entrada de dinero. No como quisiéramos con un sueldo fijo, que nos encantaría que cada una tuviese una cantidad determinada, sino que dependemos de las ventas. Es un ingreso que las ayuda a ellas a obtener sus propias cosas. Por ese lado nos sentimos bastantes satisfechas”.

2020-12-01 15:33:58
Relacionados
Estemos conectados
COOPERATIVA ECOMEDIOS