Primer informe sobre los trabajadores y trabajadoras de la economía popular

0

El informe de implementación presentado por el Ministerio de Desarrollo Social incluyó la creación del Registro Nacional de Trabajadores y Trabajadoras de la Economía Popular –ReNaTEP- y abordó el periodo compuesto ente julio del 2020 y febrero del 2021.

La iniciativa surgió para dar un primer paso desde el Estado, y alcanzar la formalización de una gran cantidad de trabajadores y trabajadoras que al estar por fuera de las relaciones asalariadas tradicionales, por el tipo de trabajo o la forma de organización que adoptan, no son reconocidos y reconocidas como tales y, por lo tanto, ven vulnerados sus derechos sociales, laborales y productivos.

El informe lleva como lema “Hacia el reconocimiento de las trabajadoras y los trabajadores de la economía popular”.

Los resultados, basados en una primera etapa de inscripción masiva que abarca a más de dos millones de personas, reflejaron las mismas conclusiones que se habían hecho a través del monitoreo constante de esta política y también la información surgida de los movimientos sociales: las mujeres registradas representan el 57,1% de las inscripciones, a pesar de que son los hombres los que se llevan la mayoría de inscriptos.

Además, dentro de este análisis, desde el punto de vista del género, se destaca también que esta mayoría femenina se incrementa en aquellas ramas de actividad y ocupaciones vinculadas a los cuidados, y disminuye en las ramas de actividad donde predominan ocupaciones tradicionalmente asociadas al trabajo masculino.

“Es decir que al interior de la economía popular registrada se reproduce la misma división sexual del trabajo que en el mercado laboral formal, ratificando la desigualdad de géneros que existe en la sociedad en su conjunto”, expresa el informe.

Estadística por rama de actividad

El ReNaTEP da cuenta de ocupaciones y oficios muy heterogéneos y de diversos niveles de calificación y en todas las ramas de actividad se observa una importante cantidad de personas que declaran su ocupación en la opción ‘otros’.

Este dato no sólo marca la variabilidad en la ocupación de una persona sino que también puede aludir a labores o actividades que no se engloban en las categorías propuestas en este registro. “Esto se presenta como un desafío en los próximos meses en tanto el ReNaTEP se propone conocer y reconocer la totalidad de los trabajos realizados por el sector”.

Sin embargo, puede notarse un marcado predominio de la de Servicios Socio Comunitarios y la de Servicios Personales y Otros Oficios concentrando entre ambas el 60% de las inscripciones.

“Es posible afirmar que la gran cantidad de trabajadora/es inscriptos/as en la rama socio comunitaria, esté relacionada con la coyuntura de emergencia social y alimentaria producto principalmente del proceso de recesión económica sostenida desde mediados del año 2018 y profundizada -en términos económicos, sociales y sanitarios- por los efectos de la pandemia de Covid-19”, dice el informe, a la vez que destaca, que el número de inscriptos que trabaja en merenderos y comedores comunitarios corresponde al 60,2% del total de inscriptos en esa rama de actividad.

Otro dato es que la gran mayoría de los inscriptos son jóvenes y personas de mediana edad. El 34,8% están entre los 25 y 35 años; mientras que el 29,5% corresponde a los que tienen entre 18 y 24. Es decir que más de la mitad de los inscriptos corresponde a jóvenes que se les dificulta ingresar al mercado formal del trabajo por la falta de oportunidades lo que deriva en trabajos en condiciones de gran precariedad e informalidad.

“En términos educativos se observa que la mayoría no ha podido culminar los estudios obligatorios, es decir no tiene completado el nivel secundario, establecido por ley como obligatorio para toda la población”, agrega el informe.

Finalmente, en cuanto a la distribución territorial de las inscripciones, el informe destaca que se concentran en la provincia de Buenos Aires alcanzando un 35,7% del total. Le siguen las provincias de Chaco con un 5,6%, Tucumán con un 5,5 % y Salta con un 5,2% de las inscripciones.

Para conocer más sobre los resultados del informe, se puede acceder al mismo a través del siguiente enlace

Deje su comentario