¡Para sobrevolar el mar!

0

El kitesurfing es una de las prácticas deportivas más nuevas relacionada con la propulsión del viento. En las costas rosaleñas se pueden observar a muchas personas adeptas a este deporte acuático.

“Lleva unos 25 años y Argentina es el país precursor del deporte”, afirma Martín Calderoni, presidente de la Asociación Kitesurfistas del Sur. Fue traído por personal militar, quienes lo han visto en otras partes del mundo, lo practican y lo difunden.

En su traducción al español como barrilete tabla, el o la deportista sujeta con un arnés una cometa de tracción y se desliza sobre el agua mediante una tabla diseñada para tal efecto.

 “En Arroyo Pareja ayudan los vientos, junto con la orientación de la playa. En invierno también se puede practicar, y el barrilete varía según el peso de la persona”, suma Calderoni. Existen muchos estilos de práctica, “algunas esquivan olas mientras que otros hacen freestyle. Las competencias generalmente son reuniones de camaraderías. Aproximadamente hay 30 personas practicando este deporte en la región”.

Se practica con vientos de agua porque el viento de tierra dirige a las personas mar adentro, “siempre se navega de forma perpendicular al viento”. Es un deporte de riesgo, se requieren algunas medidas de seguridad. Entre ellas disponer de un curso de iniciación, cuchillo corta líneas, arneses acodes, casco y chaleco salvavidas, entre otras.

Compartilo!

Deje su comentario

A %d blogueros les gusta esto: