«Nuevo Sol» se proyecta comunitariamente

0

El taller protegido Nuevo Sol impulsa la producción de panificados articulando con INTA Bahía Blanca y se suma a “Animáte Vale Oro”.

El aislamiento social, preventivo y obligatorio, afectó a operarias y operarios de la panificadora, solo después de Pascuas pudieron reabrir bajo los protocolos de trabajo esencial. Sin embargo, los y las protagonistas del taller protegido debieron seguir en casa, puesto que son considerados grupo de riesgo.

El maestro panadero Daniel Vera; el ayudante, Cristian Sepúlveda;
acompañante terapéutico, Fernanda Pascual; la trabajadora social, Lucía Lupari; terapista ocupacional, Bernardita Temporelli; son quienes se convirtieron en el nuevo grupo de trabajo. La Cooperativa Ecomedios pudo dialogar con Lucía y Bernardita sobre el trabajo que realizan.

“Estamos aprendiendo porque el riesgo de cierre era muy fuerte”, cuentan las profesionales. “Muchos vienen en colectivo porque viven lejos, es decir, es mucho riesgo y exposición al contagio, habrá que pensar varias cosas antes de que vuelvan”, en referencia al grupo de 25 personas que trabajan.

Las ventas se redujeron al mínimo, sólo Cooperativa Obrera mantuvo su compromiso de pedidos durante este tiempo de pandemia. Posteriormente, surgió una propuesta de INTA, “a través de Animáte Vale Oro nos sumamos para agregar al bolsón pan, después también grisines y ahora, el último ingreso fue de cascaritas; esto nos ayudó muchísimo para mantener el taller protegido”. 

Quienes realizan la compra del bolsón de verduras pueden incorporar por $ 100 los panificados. “La gente se copó mucho con eso, y fue una gran ayuda para el taller protegido”, comentan.

El compromiso de elaboración se cumple dos veces por semana, y con un día de anticipación ya conocen la cantidad que deben producir, “hasta ahora se repartieron 12 mil viandas a comedores y merenderos, es un trabajo que también genera solidaridad”.

“Contamos con el apoyo de la comisión directiva y la ayuda de personas voluntarias que colaboran con la atención del público”, agregan.

Nueva propuesta

Otro proyecto que está avanzando está relacionado con la venta de un combo de productos propios de Nuevo Sol, Santa Rita y Asociación Integrar, al respecto dijeron: “Es un gran empujón, trabajar con tres entidades comprometidas con personas con discapacidad”.

Si bien las organizaciones se conocían entre sí, no habían llevado adelante ninguna acción conjunta. “Siempre está el deseo, las ganas, y esto fue genial y es muy bueno que la gente conozcan el trabajo que se realizan los talleres protegidos y las personas que trabajan en ellos”.

La Panificadora Nuevo Sol se encuentra en la calle Italia 247, atiende de lunes a viernes de 9 a 17 hs.


Compartilo!

Deje su comentario

A %d blogueros les gusta esto: