Mesa de trabajo multisectorial en Noroeste, experiencia única en la ciudad

0

La Mesa Noroeste realizó un informe sobre la labor realizada entre referentes de organizaciones barriales, agrupaciones políticas, de la Iglesia Católica, trabajadoras y trabajadores sociales, concejales del oficialismo y de la oposición.

“El objetivo inicial fue ponerse a disposición de la delegación municipal para la distribución de los bolsones enviados por el municipio para los vecinos de los barrios. En estos dos meses, se fue complejizando la tarea”, cuenta el párroco de La Piedad Héctor Arismende, integrante de la Mesa.

La tarea comenzó con un relevamiento del barrio, que arrojó 10 zonas, en las cuales se hizo contacto con referentes que conocían el territorio y trabajaban en distintas organizaciones e instituciones. Hasta el 26 de mayo contabilizaron 3.168 familias pedían ser asistidas con esta ayuda.

“Este número sigue en aumento, sobre todo porque comenzó a entrar más miedo en el barrio por los contagios en el geriátrico, que es de la zona”, apuntó. En cuanto a los puntos de comida calientes, concretaron un relevamiento de los lugares donde se estaban cocinando.

Teniendo en cuenta que la emergencia sanitaria, obliga a tener mayores recaudos en la higiene y cuidado de las personas, se solicitó una enfermera de la Unidad Sanitaria “San Dionisio”, se sumó voluntariado en enfermería, nutrición y ayuda psicológica.

“Recorrieron los puntos de comida caliente y los lugares donde se distribuía la mercadería para concientizar sobre la higiene, el distanciamiento social y también para vacunar a la gente en contacto en este trabajo”.

Trabajo y transparencia

El informe surge por la previsión de una etapa marcada por el 26 de mayo, “creímos que se hacía necesario una especie de rendición de cuentas a las vecinas y los vecinos a quienes estuvimos acompañando y también, a las organizaciones”. Posteriormente, el día 27 de mayo llegó el pedido desde el municipio para que el delegado Martín Aguirre dejara su cargo.

“La única experiencia en Bahía Blanca con una mesa de crisis era de esta delegación, y es un poco llamativo, que le saquen la cabeza”, dijo el párroco.

Agregó que “Martín le puso ánimo, corazón y nos abrió las puertas a todas las personas que queríamos colaborar y trabajar, dando una experiencia de trabajo en equipo, aunque somos de extracciones distintas. Nos llamó la atención que no se replicara en otras delegaciones”. Aguirre había solicitado- antes de la pandemia- otro puesto dentro del ámbito municipal, comprometido con las políticas sociales y comunitarias.

Por último, se realizó la primera reunión con Ignacio Caspe, actual delegado municipal, “nuestra idea es seguir trabajando y poniéndonos a disposición, siempre y cuando se puedan seguir respetando los parámetros de consensuar y de hacerlo con mucha transparencia en el manejo de los recursos que son del Estado y que van a llegar a la gente”.


Compartilo!

Deje su comentario

A %d blogueros les gusta esto: