Marshall + Serrano x tres

0

La cuenta no podría ser más redonda: Niní Marshall y Enrique Serrano en una trilogía romántica, hilarante y clásica.

Sí, había secuelas y trilogías antes del Hollywood actual. 

Hace siete décadas, la por entonces pujante industria cinematográfica argentina y las rodaba con el mismo propósito: sacarle más jugo económico a un film exitoso. 

Eso sucedió con la comedia romántica Divorcio en Montevideo (1939), dirigida por Manuel Romero – un hacedor de éxitos con mayúsculas-, donde la heroína romántica Sabina Olmos se casaba pero no tanto; mientras su mejor amiga Catita – uno de los personajes más graciosos de La Marshall-, se enamoraba de Goyena el mejor amigo del galán, interpretado por el estupendo comediante Enrique Serrano. 

Desarrollaban la subtrama humorística y el público los amó, por eso al año siguiente se estrenaba Casamiento en Buenos Aires, un enredo de celos rodado por el mismo equipo, pero con Catita y Goyena ascendidos a coprotagonistas. 

Esta segunda entrega también llenó las salas y consiguió que unos pocos meses después se completara la trilogía con Luna de miel en Río (Manuel Romero; 1940) ya con Marshall y Serrano al frente, encarnando a los mieleros que son víctimas de un timador en las playas brasileñas.  

Un deleite retro con humor ingenuo pero efectivo, en particular por la personalidad que la comediante había dado a su Catita, ya que los guiones fueron del propio Romero pero el personaje lo había creado Marshall para la radio y no ha tenido parangón. 

“La risa es, por definición, saludable”, dijo alguna vez la escritora Doris Lessing y hay mucha salud en estos breves films, que pueden verse -o maratonearse- gratuitamente tanto en Cine.ar Play como en YouTube

Compartilo!

Deje su comentario

A %d blogueros les gusta esto: