María Luisa y Pino siempre

0

El Festival Internacional de cine de Mar del Plata rinde homenaje a dos notorios directores de la cinematografía argentina. 

Este año el festival marplatense -único Clase A latinoamericano- debió renunciar a su tradicional formato y su sede playera y ajustar su trigésima quinta edición a la modalidad online, aunque gratuita y  para todo el país.

Desde el 21 al 29 de noviembre ofrece un centenar de cortometrajes, mediometrajes y largometrajes de diferentes lugares del planeta, a los que se podrá acceder desde su sitio oficial, con previa inscripción y solicitud del ticket virtual del título elegido.  

Además da la posibilidad de participar de interesantes actividades, como entrevistas – una de ellas al veterano director Walter Hill-, paneles temáticos y dos sentidas retrospectivas.

Una de esas retrospectivas fue pensada para conmemorar los 25 años de la desaparición física de la directora María Luisa Bemberg e incluye la presentación del libro «El asombro y la audacia. El cine de María Luisa Bemberg» y la otra como tributo a Fernando “Pino” Solanas, recientemente fallecido en Paris a consecuencia del Covid-19. 

Nombres que dejaron una marca indeleble en el cine argentino y tuvieron proyección internacional a pesar de sus historias personales y sus enfoques cinematográficos diferentes y continúan vivos en obras como las que se pueden ver en el festival. 

En el caso de Solanas La hora de los hornos (1968) -el documental que codirigió con Octavio Gettino- y las ficciones  Tangos. El exilio de Gardel (1985); Sur (1988) y El viaje (1990) y de Bemberg Momentos (1981) su largo debut; Camila (1984),  nominado al Oscar a mejor film extranjero y De eso no se habla (1993), su última realización protagonizada por Marcello Mastroianni. 

Deje su comentario