Mank
Mank

Netflix vuelve a intentar llegar al Oscar con este film que recupera al Hollywood clásico.  

Blanco y negro, títulos principales al estilo de los años 40 y secuencias introducidas al estilo de las acotaciones de un guion subrayadas por el tecleo de una máquina de escribir, son algunos de los elementos estructurales y estéticos que complementan a este drama basado en un momento decisivo en la carrera del guionista Herman Mankiewicz.  

Todo comienza con la llegada de Mank al rancho polvoriento a 100 km de Los Ángeles, donde va recuperarse de una fractura grave y a mantenerse lejos del alcohol mientras escribe en secreto un guion para Orson Welles: nada menos que la biografía no autorizada del magnate William Randolph Hearst, que se conocería como Ciudadano Kane.  

Noventa días de escritura forzada y recuerdos de los años previos en Hollywood, donde desfilan colegas, directores, productores y estrellas de la época dorada de la Industria.

Un banquete que David Fincher sirve para Gary Oldman, que lo paladea dando vida a ese hombre ingenioso y cínico que trata de conservar algo de dignidad, aunque sabe que en el sistema de estudios los escritores son invisibles. 

Una invisibilidad efectiva de la que la crítica Pauline Kael, lo sacó con su ensayo Raising Kane en 1971, uno de los textos que Jack Fincher –padre el director-  debió usar en la escritura del guion. 

Impecable factura visual y estupendas interpretaciones al servicio de una sabrosa anécdota cinéfila en primer plano y como trasfondo los trapicheos económicos y políticos de una industria influyente en la opinión pública, donde los poderosos intentaban –e intentan- meter la cuchara. 

Ficha técnica. Dirección: David Fincher. Guión: Jack Fincher. Fotografía: Erik Messerschmidt Música: Trent Reznor, Atticus Ross. Intérpretes: Gary Oldman, Amanda Seyfried, Lilly Collins. Origen: USA; 2020.

Categoría: Cultura
2020-12-17 20:17:05
Relacionados
Estemos conectados
COOPERATIVA ECOMEDIOS