«Lejos de perder socios, la Pajarita de Papel, ganó»

0

Después de un año y medio de intenso trabajo, tanto organizativo como de infraestructura, la Biblioteca Popular Pajarita de Papel volverá a abrir sus puertas al público con nuevas propuestas y presentando un espacio completamente renovado.

La institución, que se especializa en literatura infantil y juvenil, fue fundada hace 32 años por Maryta Berenguer como un servicio ambulatorio y, antes de tener sede, salía a trabajar a la zona, los barrios y las escuelas.

Actualmente es coordinada por Mabel Díaz y Renata Ceballos quienes mantienen el espíritu de acercar la literatura a la gente.

“El nuevo paradigma de biblioteca no nos afectó porque siempre funcionó con actividades de extensión bibliotecaria, tanto para chicos como para adultos”, explicó Ceballos, y agregó que “con la pandemia, al principio fue muy duro porque ni siquiera nos permitían ingresar al edificio. Cuando logramos el permiso, lo que hicimos fue armar los pedidos de libros personalmente”.

Su trabajo, entonces, consistió en recibir las inquietudes de las y los asociados, brindar asesoramiento, seleccionar una variedad de libros que no hayan leído y respondan a sus intereses, para que puedan retirarlos por sus domicilios. Luego, ese material pasaba días aislados, según protocolo, para evitar posibles contagios.

Ceballos, en comunicación con la Cooperativa de Trabajo Ecomedios, afirmó que “fue muchísimo trabajo, pero fuimos afortunadas porque, lejos de perder socios, la Pajarita de Papel, ganó. Seguimos prestando el servicio, y haciendo muchísimas actividades de manera virtual”.

También comenzaron a trabajar con público de la tercera edad gracias a un concurso que se presentó a través de dos empresas de la ciudad, y que les permitió hacer reparto domiciliario para adultos mayores: “fue, y es, una experiencia hermosa. Se llegó a formar un grupo muy lindo de mujeres. Son personas que se sentían muy solas, y generaron este espacio de encuentro, escriben sobre sus experiencias, siempre trabajando a partir de la lectura de cuentos, poesías, imágenes; hacen cosas maravillosas”, expresó la bibliotecaria.

Un espacio renovado

Respecto a las mejoras edilicias, Ceballos indicó que lograron conseguir fondos gracias a haber presentado una propuesta a través del Programa Solidaridad Cultural del Instituto Cultural de Bahía Blanca. Esto les permitió armar dos baños, solucionar problemas de humedad, estructurales, recuperar una sala que estaba deteriorada, extender la biblioteca y pintar el patio. Además, consiguieron mejorar el tendido eléctrico y pintar el patio gracias al apoyo de asociados y asociadas a través de un bono contribución.

“Tenemos que agradecer enormemente a la gente de la comisión, y a los usuarios de la Pajarita, que son únicos; las muestras de afecto que recibimos constantemente son un regalo más grande de lo que podemos expresar”, afirmó: “tenemos muchas ganas de volver.  Estamos felices por poder hacerlo en un espacio nuevo por el que trabajamos mucho, y por reencontrarnos con nuestra gente”.

La Biblioteca Popular Pajarita de Papel realizará actividades virtuales durante la segunda semana del receso invernal, y volverá a abrir las puertas de su sede en Saavedra 951 en el mes de agosto.

Más información sobre sus iniciativas se encuentra en sus redes sociales

Deje su comentario