Lanzaron un innovador barbijo al mercado

0
Una alianza entre red empresarial, Universidad y Ciencia hizo posible que el insumo sanitario fuera producido con mejoras de usabilidad y protección.

La Federación de Cooperativas de Trabajo Textiles Red Textil Cooperativa Limitada empezó a fabricar un “Súper Barbijo” que fue diseñado por científicos del Conicet, de la Universidad de Buenos Aires (UBA) y de la Universidad Nacional de San Martín (Unsam).

Con el devenir de la nueva normalidad que incluye barbijos y tapabocas para poder salir a la calle, el equipo de científicos desarrolló una tela especial con activos antivirales, bactericidas y fungicidas que dio lugar a un producto resistente a 15 lavados y utilizable por 8 horas.

En diálogo con la prensa, la integrante de la Red Textil Cooperativa, Melen Vergniaud, enunció que el proyecto se gestó desde el principio de la cuarentena cuando las y losinvestigadores trabajaban en un material que sirviera para evitar el ingreso del Covid-19 a través del barbijo. Fue en agosto que lograron generar una tela segura con triple capa de protección.

Para acreditar su efectividad, las propiedades antimicrobianas fueron testeadas por el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) y su acción antiviral por el Instituto de Virología del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA).

“Parte de esa tela ha sido donada. Hace dos o tres semanas empezamos a producir con esta tela cerca de 11 mil barbijos, y un 2% de eso se devuelve a la Facultad de Exactas de la UBA para que ellos lo usen, y el resto, la idea es insertarlo dentro de la economía social”, expresó Vergniaud.

Además, la cooperativista agregó: “La tela tiene un aditivo llamado polímero, y estos barbijos no son quirúrgicos, sino de uso social. Ahora la tela se sigue produciendo y nosotros recibimos una parte de eso”.

Al ser destinado al uso comunitario, el barbijo se comercializa a un precio accesible para llegar a la mayor cantidad de personas. Alrededor de 11 mil barbijos están en proceso de producción y próximamente se estipula incrementar el stock disponible.

Por su parte, una de las investigadoras de la Unsam que integra la iniciativa, Belén Parodi, indicó la necesidad de que el Estado proteja este tipo de líneas estratégicas: “Un país no puede quedarse sin barbijos o materiales de primera necesidad que, en cuanto el mundo se cierra, faltan”.

Fuente: El Porta de las Cooperativas

Deje su comentario