“La veta artística siempre estuvo en mí”
“La veta artística siempre estuvo en mí”

María Florencia de Cesaris encontró en la manicuría y el maquillaje un lugar de trabajo y satisfacción, a través de los cuales también pudo definir una forma de vida. Además, brinda talleres y capacitaciones.

Las motivaciones que impulsan a pensar, imaginar, diseñar y finalmente poner en marcha un emprendimiento pueden ser varias. En el caso de “Flor DC”, desde pequeña tuvo la certeza de querer vivir de la profesión que actualmente desempeña. “Soy maquilladora desde los 18 años, pero la idea nació cuando tenía 10 u 11 años y miraba a Juan Pont Ledesma por Utilísima Satelital. Y después anexé manicuría cuando tenía más de 26 años”, comenzó. 

A dos finales de recibirse como Técnica en Maquillaje de la Escuela de Teatro bahiense, Florencia considera que sus dos pasiones se despertaron con “gatillos ligados a algo emocional. Mi abuela acostumbraba a pintarse las uñas de rojo y mi mamá salía a la calle con los labios del mismo color y rubor en los cachetes. Nací, crecí y viví con todo eso, como así también he desarrollado un montón de cuestiones artísticas que me permitieron definir lo que me gusta y no hacer”, explicó. 

Si bien se nota en su manera de expresarse que siente pasión por lo que hace afirma no limitar sus posibilidades para mutar. “Cuando empecé a estudiar maquillaje, todo el mundo me decía: “Hacé algo más. Anexá otra cosa”. Y yo estaba negada. Al sumar el servicio de manicuría supe que ahí también había algo artístico. Siempre tuve en claro que mi profesión era el medio por el que me quería desarrollar. Sabía que quería ir por este lado”, sostuvo.

Ofrecer y realizar un servicio personalizado

Más allá de las posibilidades que son inherentes al maquillaje y a la manicuría, “como distintos tipos de esmaltados o extensiones de uñas”, entre otra de las cosas que “Flor DC” ofrece están las capacitaciones: “De maquillaje solo doy clases de automaquillaje. Y de manicuría ofrezco talleres intensivos, a personas que ya están iniciadas en ese mundo. Dentro de poco sumo a iniciales, para las que arrancan de cero”, resaltó. 

Consultada respecto a las proyecciones a futuro para su emprendimiento contó que espera convertirlo en un negocio. ”En algo tan grande, que me que permitiera contratar personas que también disfruten hacer lo que hago. Me gustaría pensar que no tengo que manejarlo sola. También me encantaría viajar y poder dar capacitaciones dentro y fuera del país”.

Florencia De Cesaris, considera a la manicuría y el maquillaje como la manera en la que transita su cotidiano. “Creo que tener un don para algo o una inclinación hacia algo, se desarrolla con horas de práctica. No lo haría solo por amor al arte. Soy muy independiente y me gusta mucho mi profesión, porque cuando a uno algo le encanta, lo ama, lo apasiona, deja de ser un trabajo. Siempre tuve bien en claro que quería que fuera una forma de vida y un sustento económico para mí y mi familia”, finalizó.

Categoría: COMUNIDAD EDB
2022-01-10 17:25:09
Relacionados
Estemos conectados
COOPERATIVA ECOMEDIOS