La UNS fortalece la extensión universitaria

0

La Secretaría de Políticas Universitarias de la Nación (SPU) le otorgará a la casa de altos estudios local, alrededor de 6 millones de pesos para potenciar las líneas de trabajo existentes.

La contribución económica se da en el marco del programa  “Fortalecimiento de la Extensión Universitaria” de la SPU que busca legitimar y poner en valor el trabajo de los y las extensionistas en las distintas universidades argentinas. En la UNS, participan 570 docentes y 1400 alumnos en proyectos de extensión.

“La extensión es uno de los principios de la Reforma Universitaria de 1918, es característica de las universidades públicas en Argentina, y significa trabajar junto a la comunidad para construir saberes y llevar adelante acciones que estimulen el compromiso social de los y las estudiantes, que mejoren su formación y la calidad de vida de la comunidad”, dijo el subsecretario de Extensión de la UNS, abogado Martín Jasson. 

“Con estos fondos se podrá fortalecer la agenda extensionista de la UNS y avanzar en otras acciones que para nosotros son fundamentales en la formación de los estudiantes de las universidades públicas, como la creación de becas de extensión y la incorporación de las prácticas socio comunitarias en las carreras de grado, ” valoró Jasson.

El aporte asciende a 5 millones 901 mil pesos para ejecutar en un plazo de un año. En este marco, constituye un hito porque es la primera vez que en el presupuesto destinado a las universidades se incorpora un ítem específico para este fin. 

Al día de hoy, se encuentran vigentes 83 proyectos en marcha a los que se sumaron 31 específicamente orientados a la problemática del Covid. En ellos participan 570 docentes y casi 1400 alumnos y alumnas; en tanto la propia universidad destinará de su presupuesto este 2021, 1,6 millones de pesos.

A partir de la pandemia, docentes, no docentes y estudiantes pusieron en marcha iniciativas como el Chango Solidario y la distribución de alimentos, el Centro de Telemedicina Universitario, el acompañamiento a personas solas en contexto de aislamiento, la confección de barbijos o el apoyo escolar. Lo mismo ocurrió con investigadores e investigadoras que impulsaron proyectos científico-tecnológicos.

Deje su comentario