La situación de la salud mental en Bahía Blanca durante la pandemia

0

Con motivo del Día Mundial de la Salud Mental, conocer la situación actual en la ciudad ha tomado gran importancia a partir del decreto del aislamiento involuntario, ya que muchas personas han requerido ayuda y acompañamiento. 

A pesar de existir una Ley de Salud Mental, sancionada en el año 2010, según el Doctor Hugo Kern, director del área de salud mental del Hospital Municipal, “viene con un atraso histórico en las formas de tratamiento. Es un déficit que se está tratando de revertir”. Por lo tanto la pandemia inició con una situación compleja, y la agravó.

“El tema de la salud mental en Bahía Blanca tiene una fuerte característica de adaptación que nos presenta la pandemia de coronavirus y el decreto de aislamiento social preventivo” afirmó Kern.

Como situación disparadora, impulsó tres medidas inmediatas; la primera fue la organización de los dispositivos de contención para trabajadores de la salud. Se programaron actividades para la contención de los equipos, teniendo en cuenta el impacto sobre los grupos de trabajo, y las consecuencias que acarrea. Se abordó la dimensión psicológica del trabajo de salud.

Preparación del sistema de tratamiento para personas que ya utilizaban el sistema municipal. Implicó el armado de grupos para tareas no presenciales, de entrevistas domiciliaria y se reactualizó el equipo de emergencias psicosociales en contexto de pandemia.

Organización de la Unidad Operativa de Consultas de Orientaciones en Salud Mental, de manera virtual. A partir de fines de marzo se habilitaron tres líneas telefónicas atendidas por profesionales de la salud, de lunes a viernes de 9 a 15hs. 

Aislamiento

En estas líneas de comunicación, se evidenciaron los diferentes momentos que atravesó la sociedad en los meses de aislamiento. “Durante el primer bimestre la población acató lo establecido. Se creó una especie de moratoria”.

Kern indicó que, en ese momento, las demandas que recibían eran respecto a cómo organizarse socialmente, disponibilidad de vacunas, acceso al IFE, entre otras. Quienes más consultaban eran adultos mayores, “hasta que se regularizo el sistema de contención del PAMI, que tiene una cobertura especial”.

“A partir del segundo bimestre empiezan a aparecer paulatinamente los problemas comunes del área de salud mental en la ciudad. La moratoria inicial comenzó a resquebrajarse, y las situaciones conflictivas salieron a la luz, agravadas”. Problemas de convivencia, consumo problemático, intentos de suicidio. Además, situaciones de ataques de angustia, reacciones emocionales con respecto a la pandemia que reflejan del peso que tiene la pandemia a nivel psíquico y social.

“Hoy por hoy estamos con una situación de alta conflictividad”, expresó Kern, haciendo alusión a  situaciones de violencia, hiperreacción con respecto a cosas cotidianas, en especial lo referido a niños, niñas y adolescentes.

Respecto a los grupos que han manifestado mayor necesidad de acompañamiento, Kern afirmó que “Hay un problema de género; en muchos casos las tareas domésticas, que incluyen la educación y la salud de la familia, quedan en manos de las mujeres”. Esto se evidencia en el hecho de que el 64% de los llamados son realizados por mujeres, que son intermediarias de diferentes miembros de su familia. 

Las líneas telefónicas de atención para consultas de salud mental son 4551159, o al celular 291-154261642.

El equipo de salud mental

Está conformado actualmente por 57 personas que se desempeñan en diferentes actividades y programas; atención de líneas telefónicas, equipo de emergencia psicosociales, equipo de adicciones en el Hospital Municipal, de seguimiento epidemiológico, personal de unidades sanitarias y Programa Detectar. Entre ellos hay psicólogos, trabajadores sociales y psiquiatras.

“Todos han hecho un esfuerzo enorme para adaptarse a la situación; aceptaron el desafío de trabajar con nuevas lógicas. No estamos esperando que la gente venga a sacar un turno, sino que se va a buscar a las personas”, expuso Kern. “Dejamos de hacer lo que es conocido y dio como resultado una respuesta muy interesante por parte de los profesionales”. 

Además, resaltó que era importante “Reconocer a las personas del primer nivel de atención, quienes están trabajando todos los días cerca de la gente, con disponibilidad y con capacidad para soportar situaciones que no siempre son fáciles de resolver”. 

El doctor expresó que es fundamental reconocer que el manejo de una pandemia debe ser realizado bajo criterios tanto sociológicos como biológicos. Por ello, es indispensable mantener un mensaje claro, que inspire respeto y compromiso. Al respecto, explicó que “Nosotros preferimos hablar de distancia sanitaria, no de distancia social. Hay que hacer lo que hay que hacer, sobre la base de una organización que no desgaste la figura de la autoridad ni del sistema”

Desde el área de salud, recomiendan tomar conciencia del estado emocional en el que uno se encuentra y valorar la dimensión emocional de cada uno; entender que la salida es por el lado de los vínculos con los otros, con el centro puesto en el cuidado y acompañamiento mutuo. Prestar atención a los comportamientos de aislamiento, ya que todo proceso malsano o destructivo en la salud mental concluye en episodios de repliegue, que agravan los problemas.

Deje su comentario