«La Olla Popular» realiza una colecta de útiles para el inicio de clases

0

El comedor surgió durante la pandemia, ante la creciente necesidad de asistencia de las familias más vulnerables. Actualmente continúa en funcionamiento de lunes a domingo entregando comida, y colaborando en el armado de una canasta escolar para las y los niños del barrio.

En un principio la comida se hacía en un patio, con un mechero y una lona, pero la creciente demanda los llevó a construir un quincho en el que preparar las comidas. El espacio cuenta con la colaboración de la delegación de Villa Hardin Green que entrega alimentos secos para los menús de cada día.

“Nuestra idea era hacer una olla popular, pero se transformó rápidamente en un comedor por la necesidad del barrio”, contó Valeria Moyano, referente del lugar. “Arrancamos una semana después de que se decretó la cuarentena, porque vimos que se iba complicando la situación”, señaló.

Moyano, en comunicación con la Cooperativa Ecomedios, afirmó: “La gente viene una hora antes al comedor para no quedarse sin comida”. Además, cuando tienen la posibilidad, realizan un ropero comunitario en el que se entrega ropa y zapatillas, y también asisten a personas diagnosticadas con Covid-19 que se encuentran aisladas.

Dentro de las 24 familias que asiste «La Olla Popular», se cuentan alrededor de 90 menores que empiezan un nuevo ciclo lectivo, por lo que actualmente se encuentran llevando adelante una campaña de útiles escolares para que las y los niños del barrio puedan comenzar las clases con la mochila completa.

“Se apresuró bastante la vuelta a las aulas, así que nuestra idea es llegar a más gente para conseguir más útiles, teniendo en cuenta los diferentes niveles de educación”, por lo que llevan un registro de las familias, para poder brindarles el tipo de material de jardín de infantes, primaria o secundaria. También se reciben donaciones de indumentaria y zapatillas en buen estado.

La referente indicó que ya han realizado campañas para el día del niño y para reyes, y remarcó que “La gente nos ha ayudado mucho. Los chicos se van felices. Hay familias con muchos hermanitos que apenas alcanzan a tener para comer, por eso es importante para nosotros darles un mimo, un regalo”.

Las donaciones pueden acercarse a la sede, en Patagones 3460, o coordinarlas a través de su página de Facebook  o por teléfono al 291-5336333.

Deje su comentario