“La idea final es contribuir con el arbolado público de la ciudad de Bahía Blanca»

0

“La Semillateca” es una propuesta que busca comprender y explicar la distribución de los organismos vivos, plantas y animales, y analizar su agrupamiento y sus relaciones con los otros elementos del mundo físico y humano.

Durante la pandemia han adoptado la modalidad de “Delivery de semillas” para continuar su actividad de germinación e intercambio, para el resguardo de las especies.

El proyecto, titulado “Geógrafos por un día: en busca del patrimonio verde, semillas con identidad”, se lleva a cabo formalmente hace dos años, pero desde el 2011 participa de proyectos de extensión y voluntariado de la UNS, vinculada a la materia Biogeografía Cultural.

“No es el concepto original de un banco de semillas, sino la idea es poder ´prestar´ semillas y frutos nativos o exóticos- que no sean plantas invasoras- como el árbol del cielo, los ligustros, olmos, acacia tres espinas, etc, éstas no recolectamos por la problemática que plantean a los bahienses y que ellos mismos las germinen, hagan la experiencia”, explicó Graciela Benedetti, referente de la agrupación.

Con este objetivo, se crea la idea de ‘Semillateca’, que ya tiene antecedentes en países como España, Estados Unidos y México, y en nuestro país, en la ciudad de Necochea. “En las bibliotecas se resguardan colecciones de libros,  mapas e incluso de obras de arte. Entonces ¿por qué no ser también guardianas de la biodiversidad?”, inquirió Benedetti. 

El proyecto cuenta con más de 15 personas que desarrollan diversas tareas, desde selección de semillas, distribución y mapeo, hasta manejo de las redes sociales. La mayoría son estudiantes de la Licenciatura o Profesorado de Georgrafía o Turismo, pero también participan docentes y docentes ya jubilados, personal de la biblioteca y de la hemeroteca y personas que les gusta la naturaleza y conocen mucho de plantas.

Semillas en los barrios

“Nuestras investigaciones tienen que ver con el valor del árbol, no solo ambiental, sino también monetario”, explició Benedetti. Entre las actividades que realizan, se cuentan cursos de arbolado urbano, estudio de microclimas a partir de los espacios verdes, trabajos sobre las especies que producen alergias y el efecto de las tormentas y fuertes vientos en el arbolado.

Algunos lugares donde han intervenido, donde ya habían proyectos de vecinos y de la Municipalidad y la Semillateca ha colaborado con los árboles y su plantación es en el Barrio Paihuen, Barrio Cabré Moré, Plaza Olave, Espacio Milstein, entre otros

Durante la pandemia, y aprovechando las semillas recolectadas desde el verano, realizaron un  “delivery de semillas”. A través de formularios, la gente pedía qué semillas quería, y se las alcanzaba. Cuando la Biblioteca Rivadavia pudo abrir, se empezaron a hacer campañas para que la población las retire. Se llevaron a cabo cinco campañas, entregando más de 10.000 semillas.

Para conocer sobre próximas campañas o pedir más información, se puede acceder a sus redes sociales en Instagram o Facebook.

Deje su comentario