«La Cooperativa está atravesando una de sus etapas más fecundas»

0

En el año del centenario de la Cooperativa Obrera, su revista institucional ofrece una serie de entrevistas a quienes han sido pilares en la construcción de esta organización solidaria que hoy supera los dos millones de asociados. A continuación reproducimos la realizada a Rubén Alfredo Masón.

Desarrollar una trayectoria centenaria que ha convertido a la Cooperativa Obrera Ltda. de Consumo y Vivienda en la principal organización de consumidores del país y con un importante reconocimiento nacional e internacional ha sido responsabilidad de dirigentes y empleados, cuya capacidad y esfuerzo no hubiera resultado suficiente sin el masivo respaldo de las consumidoras y los consumidores.

Entre quienes contribuyeron al engrandecimiento de La Coope respetando los objetivos e ideales fijados por los fundadores y asumiéndolos como un verdadero compromiso está el contador Rubén Alfredo Masón, actual consultor institucional de la Cooperativa Obrera y la persona con más dilatada trayectoria en la entidad. Fundador en 1974 de Familia Cooperativa, fue director de la revista institucional durante 44 años.

¿Cuándo se vinculó con la Cooperativa Obrera?

En diciembre de 1961, pocas semanas después de recibirme de contador público y transitando los últimos días del servicio militar, los contadores Américo Malla y Francisco Muñiz, ex presidentes de la Cooperativa, me contactaron para ofrecerme el cargo de auditor externo, una función que merced a su iniciativa acababa de incorporarse al estatuto social. No dudé un instante en aceptar, ya que nací en una familia devota de La Coope, a la que desde muy chico mi madre me llevaba a hacer las compras. Comencé mi tarea profesional el 1 de febrero de 1962, desempeñándome como auditor-asesor durante más de 42 años y desde el 1 de noviembre de 2004 soy el consultor institucional. En resumen, he vivido muy de cerca casi seis de las diez décadas que se apresta a cumplir nuestra institución y hasta tuve la suerte de departir con varios de los visionarios que el 31 de octubre de 1920 decidieron crearla, canalizando la preocupación de los consumidores por el precio abusivo de un elemento entonces tan vital para la mesa familiar como era el pan.

¿Cuáles fueron los acontecimientos más importantes que lo tuvieron como uno de sus principales protagonistas?

Realmente fueron muchos, pero citaré los más trascendentes: la inauguración en 1965 del primer supermercado con autoservicio del sur argentino; el diseño de un ambicioso plan de desarrollo en 1974; la apertura del primer hipermercado bahiense en 1996 y dos años más tarde del shopping que es orgullo de la ciudad; la devolución a sus asociados en moneda de origen de las deudas que la Cooperativa tenía en dólares en 2002, pese a la pesificación de obligaciones dispuesta legalmente; el reconocimiento tributario de la naturaleza del acto cooperativo a partir de 2005 en la provincia de Buenos Aires. También mi actuación en la entidad me permitió fundar y presidir la Asociación Intercooperativa Regional y durante varias décadas conducir la Federación Argentina de Cooperativas de Consumo y representarla en el seno de la Confederación Cooperativa de la República Argentina. También mi vocación cooperativista me llevó a ser profesor titular de las dos cátedras obligatorias sobre Economía Social que se dictan en la Universidad Nacional del Sur y a dar conferencias, cursos y seminarios en el país y en el extranjero. Y en el plano estrictamente personal, fue en la Cooperativa Obrera donde conocí a Mabel, con quien llevamos 53 años de matrimonio.

¿Por qué considera que la Cooperativa Obrera es una empresa exitosa?

Porque sus dirigentes y funcionarios han demostrado a lo largo de toda su historia gran dosis de eficiencia, creatividad, innovación, adaptación y anticipación a los cambios, además de un enorme apego a los valores y principios de la doctrina cooperativista inspirada en las ideas de los Pioneros de Rochdale, fundadores de la célebre cooperativa de consumo inglesa. En este año de su centenario, la Cooperativa está atravesando una de las etapas más fecundas de su devenir histórico: su participación de mercado continúa creciendo mes a mes, sus resultados económicos están posibilitando devolver a cientos de miles de asociados muy interesantes retornos y su situación financiera luce más sólida que nunca.

¿Cómo visualiza a La Coope en los próximos años?

Seguramente su cadena de supermercados cooperativos seguirá expandiéndose geográficamente, para lo cual deberá estar siempre alerta evitando los peligros que puede implicar un superdesarrollo empresario. Y en lo institucional ese crecimiento hará necesario con el tiempo un esquema de regionalización que le permita llevar a cabo en cada territorio en los que preste sus servicios un accionar social y cultural similar al que en Bahía Blanca y otras ciudades le ha permitido convertirse en verdadero patrimonio de la comunidad.

Fuente: Familia Cooperativa.

Compartilo!

Deje su comentario

A %d blogueros les gusta esto: