Jóvenes solidarios al servicio de la comunidad

0

«Inquietos» es un grupo social bahiense conformado por estudiantes y ex alumnos y alumnas del Colegio San Francisco de Asís que trabaja hace seis años en una propuesta solidaria.

Inició por parte del grupo misionero del Colegio, que cada año realizaba viajes a la localidad de Pichanal, provincia de Salta, para asistir con mercadería, ropa y medicamentos a las personas del lugar.

Quienes integraban este grupo en el 2015 cuestionaron “¿por qué esperar un año para ayudar a alguien?, ¿por qué tiene que ser un viaje?, ¿por qué no ayudar acá?”, expresó uno de los voluntarios, Matías Peral.

“A lo largo de los años, nuestros objetivos han ido cambiando, amoldándose a las circunstancias del país, y a la gente que conforma el grupo. Los primeros años se asistía mucho a jardines, escuelas, haciendo recreación. Eso fue cambiando porque los integrantes del grupo son otros, y trabajar con nuevas generaciones implica conocerlos, escucharlos, estar atentos a sus ideas porque están llenos de energía, de ganas. Es algo en constante crecimiento, no se frena nunca”, afirmó Peral, en comunicación con la Cooperativa Ecomedios.

Actualmente, son 38 integrantes de trabajan en diferentes áreas, reorganizadas en base al contexto de pandemia. “Hay dos actividades que son las que dan sentido de pertenencia al grupo, que generan algo muy lindo y continúan llevándose a cabo con modificaciones”, explicó el voluntario.

La primera es la asistencia al Comedor La Providencia, un comedor para personas de la tercera edad que funciona en el barrio Villa Rosario. “Ahí asistimos desde 2016 y se les da de comer a los abuelos. Hoy por hoy, preparamos las viandas y se las llevamos a su casa, junto con mercadería”, explicó.

“La otra actividad es el evento por el Día del Niño. Siempre hacemos un evento en el espacio verde de la terminal de ómnibus San Francisco de Asis. Armamos un festival que fue creciendo a lo largo de los años; es un día que le dedicamos pura y exclusivamente a los niños, con juegos, recreación, obras de teatro. Nos moviliza porque se necesita de la totalidad de los integrantes”, afirmó el referente

El año pasado tuvieron que reinventarse y realizaron juegos de manera virtual y, con el dinero recaudado a partir de cuatro bingos virtuales, compraron y repartieron más de 400 juguetes y golosinas.

Educación en los barrios

Bajo el lema ‘mucha gente pequeña en lugares pequeñas, haciendo cosas pequeñas, puede cambiar al mundo’ llevan adelante iniciativas de apoyo escolar en la Escuela N°22, en el barrio 9 de noviembre y en el mismo Comedor La Providencia, que continuó durante el 2020 de manera virtual. También entregaron jabón líquido y lavandina, repartieron bolsones de mercadería y cajas navideñas.

A lo largo de todo el año tratamos de amoldarnos de la mejor manera y seguir en movimiento. Este año nació el grupo reciclaje, que era una cuenta pendiente que teníamos. Viene trabajando muy bien, y ahora dentro del Comedor vamos a poner una compostera para reciclar los materiales orgánicos”, afirmó Peral.

Asimismo, se encuentran realizando una colecta de pintura y herramientas para mejorar la infraestructura del Jardín de Infantes 947. El grupo publica su trabajo y las campañas que ejecuta en sus redes sociales Instagram y Facebook

Deje su comentario