Huellas Equinoterapia vuelve a funcionar en su nueva sede
Huellas Equinoterapia vuelve a funcionar en su nueva sede

La fundación bahiense concretó un acuerdo que le permitirá retomar sus actividades en el predio de la Sociedad Rural, para seguir trabajando en pos de los objetivos de mejorar la calidad de vida y la inclusión social de las personas.

La iniciativa, que trabaja desde el 2001 en la ciudad, tuvo que interrumpir su actividad por las medidas sanitarias establecidas ante la aparición del virus Covid-19. Con la firma de este comodato gratuito y autorenovable de cinco años, podrán volver a abrir sus puertas.

“Los directivos de la sociedad rural votaron de forma unánime para que estemos en el predio. Nos ofrecieron un espacio hermoso y acorde a nuestras necesidades”, explicó la actual presidente de la Fundación, María Emilia Bianco.

Y detalló: “tenemos un sector de uso exclusivo para construir nuestra sede, al cual se ingresa por una tranquera que está a la derecha de la entrada principal a la rural sobre el Camino Parque Sesquicentenario”.

El proyecto incluye la construcción de una pista de Equinoterapia, un circular, corrales, y la instalación de un contenedor que tiene baño accesible, la oficina y el monturero. También habrá disponible un espacio para pastoreo de los caballos, para garantizar el bienestar de los animales que serán trasladados cuando esté todo montado y seguro.  

Bianco, en comunicación con la Cooperativa de Trabajo Ecomedios, contó que “las expectativas son muchas, pero vamos paso por paso. Ya logramos un espacio y eso es muchísimo. Estamos muy agradecidos con los directivos de la Sociedad Rural De Bahía Blanca”.

“El objetivo a corto plazo es construir lo básico del centro para poder retomar cuando antes las sesiones de Equinoterapia. A largo plazo, que cada vez más personas puedan beneficiarse con esta terapia y poder seguir creciendo como institución”, afirmó.

En marzo del 2020 atendían a 35 pacientes que concurrían a la Fundación como parte de un tratamiento, a quienes atendía el cuerpo de voluntariado del lugar, compuesto por 30 personas de diferentes disciplinas; estudiantes de carreras afines, una psicóloga, una psicopedagoga, una kinesióloga, profesores y profesoras de educación especial, un técnico en emergencias médicas, y especialistas en caballos.

Actualmente, las y los voluntarios trabajan para construir las distintas áreas. Necesitan dos tranqueras, cuatro bebederos para los caballos, un tanque de agua para el contenedor, cinta electroplástica y otros elementos.

Categoría: Local
2021-09-07 17:29:41
Relacionados
Estemos conectados
COOPERATIVA ECOMEDIOS