Había una vez…

0

Una historia sin la magia de Harry Potter, pero con la fantasía de los cuentos de hadas. 

La escritura o las declaraciones públicas de la británica J. K. Rowling pueden gustar más o menos, pero nadie puede negar la evidencia de que su saga de Harry Potter llevó a leer a varias generaciones de niños y adolescentes en plena era digital y que las  traslaciones cinematográfica de las novelas se volvieron clásicos. 

Desde entonces Rowling dejó la narrativa infantil y se volcó a la de adultos, coescribió con Jack Thorne y John Tiffany la pieza teatral  Harry Potter y el legado maldito y participó de los guiones del spin off Animales Fantásticos y como encontrarlos y su secuela, pero durante la pandemia decidió volver a los niños. 

El Ickabog es un largo cuento que creó para sus hijos menores a principios de la década pasada y nunca editó hasta que el 26 de mayo pasado subió gratuitamente los dos primeros capítulos a su página oficial y a la manera de los viejos folletines está publicándolo en sucesivas entregas, hasta llegar al final en el mes de julio. 

La historia se desarrolla en Cornucopia, una tierra tan prospera en el sur como pobre en el norte gobernada por el displicente Rey Fred -autobautizado El intrépido- y siempre amenazada por El Ickabog, un monstruo tan elusivo como voraz. 

Por el momento los niños -o no tanto- que necesiten una dosis de fantasía y una moraleja sobre el abuso de poder sólo podrán leerla online, ya que la edición en papel llegará en noviembre de este año, con ilustraciones elegidas entre las que envíen niños de 7 a 12 años de todo el mundo y el producto de su venta a beneficio de los enfermos de coronavirus.  ​

Compartilo!

Deje su comentario

A %d blogueros les gusta esto: