Enola Holmes

0

¿Ha nacido otra franquicia?, la pandemia dirá la última palabra.

La génesis del largometraje  Enola Holmes es doblemente literaria porque  se basa en la novela El caso del Marqués desaparecido (2006) de Nancy Springer, que remite al universo de Sherlock Holmes creado por Sir Arthur Conan Doyle. 

De hecho Enola sería la hermana menor del investigador, educada para ser independiente por una madre que desafía los mandatos de la era victoriana, hasta el  decimosexto cumpleaños de la jovencita cuando parte sin dejar rastro dejándola al cuidado de unos hermanos mayores que quieren recluirla en un rígido colegio.  

Pero ella se las arregla para escapar, ir tras su madre y en el camino investigar el caso de un noble, fugitivo como ella misma. 

Aventura vicaria del clásico policial decimonónico, con una trama deshilachada y un misterio no demasiado misterioso producida por Legendary Pictures y recientemente estrenada en Netflix debido al contexto sanitario, que sin embargo tiene aspectos destacables como la ambientación, una protagonista ideal y secundarios lucidos. 

Perfecta Helena Bonham Carter como Eudoria Holmes; Henri Cavill como un acomodaticio Sherlock, Sam Claflin como uno de los villanos, aunque todo descansa en la gracia de Millie Bobby Brown, que saltó a la fama en la serie Stranger Things y ahora aplica golpes de Jūjutsu, despliega el espíritu inquisitivo de los Holmes, rompe la cuarta pared apelando –exitosamente- a la empatía de los espectadores y hasta funge como impulsora de la producción de este primer misterio. 

Primero, porque hay otros cinco entuertos ya editados y este sorprende y deja con ganas de seguir disfrutando del desenfado de la detective. 

Ficha técnica. Dirección: Harry Barbear. Guion: Jack Thorne. Música: Daniel Pemberton. Fotografía: Giles Nuttgens. Origen: UK, 2020.  

Deje su comentario