Enfrentan una amenaza de desalojo

0

De concretarse, la demanda dejaría sin trabajo a ochenta y cuatro familias que se dedican a la actividad textil.

La Cooperativa de Trabajo Nueva Generación Limitada, de la localidad bonaerense de Avellaneda, enfrenta un reclamo por el terreno sobre el que está construida su sede, con un pedido de desalojo sobre el cual el nuevo dueño querría construir un negocio inmobiliario.

Desde el año 2005, cuando la Cooperativa compró el terreno baldío, Nueva Generación trabajó en el territorio, fomentando programas de micro emprendimientos en el área textil. Poco después, en 2011, una persona inició una causa aduciendo que era el legítimo dueño, y finalmente en el 2019 recibieron la notificación de que el juez de la causa había fallado a favor del nuevo comprador.

“Un día estábamos en el patio y nos traen una carta documento diciendo que teníamos 10 días para abandonar el predio porque su dueño lo reclamaba. Ahí fue que nos enteramos de que lo habían comprado nuevamente, pero con todos los títulos. En tiempo récord tenía todo los documentos listos, y era el dueño un tipo que nunca conoció el lugar ni nada por el estilo. Nosotros teníamos el boleto de compraventa del lugar y papeles que daban fe de la compra pero el hijo del dueño no reconoció esa venta. En cambio, legitimó la segunda”, contó la integrante de la Cooperativa, Lorena Enrique.

Un lugar con función social

La empresa social nuclea a ochenta y cuatro trabajadores y trabajadoras que se desempeñan en distintas ramas de la actividad, desde producción al dictado de cursos y capacitaciones para otras Cooperativas. Además, tienen un espacio maternal que fue abierto para que los niños y niñas que asistían junto a su familia tuvieran su propio espacio.

Enrique explicó que “cuando abrimos el maternal nos dimos cuenta que necesitábamos más capacitación y que había vocación dentro de las compañeras que cuidaban. Entonces algunas arrancaron con su carrera de docente. Y ya no fue sólo que las infancias tengan una ludoteca o educación sino que, las compañeras que cobran un plan social, puedan avanzar y puedan estudiar. Para nosotros fue un gran progreso”.

Durante la pandemia también funcionó como un centro de entrega de alimentos, tanto para las y los asociados, como para vecinos y vecinas en situación de vulnerabilidad.

Nota completa en El Portal de las Cooperativas, producto de la Cooperativa de Trabajo Ecomedios. Todos los derechos compartidos.

Deje su comentario