Emprender desde el arte consciente y sustentable

0

“Feria Lemuria” es una iniciativa local impulsada por una artista bahiense que unió su filosofía de vida en un proyecto que intercambia piezas de arte ecológicas y funcionales, desde una manera distinta.

La emprendedora aprovechó su formación en arte y su mirada de la vida para hacer algo distinto al hecho de esperar a un trabajo. Su manera siempre fue desde experiencias basadas en la autogestión tratando de generar nuevas propuestas con las herramientas disponibles.

“En la pandemia se complicó bastante todo para muchas personas o cada uno empezó a ver realmente que deseaba y que quería para su día a día y para el futuro también, entonces a partir de ahí surgió esa necesidad de crear nuevas redes, nuevos vínculos”, expresó su creadora, Mayra Santágata.

“Justo coincidimos con una amiga que estaba sin trabajo, ella es peluquera y a su vez cocina comida vegana y vegetaría. Así que unimos entre ambas varias herramientas y a partir de ahí surgió Lemuria”, contó.

“Lemuria”, alude a un continente que está bajo el agua y busca conectar el espíritu con la mente y el cuerpo. En ese sentido, la idea del proyecto “es sacar a flote el espíritu de cada uno -que es lo que nos hace auténticos, libre y merecedores- y conectar con la mente que quizás es lo que más nos boicotea”, explicó Santágata.

“Entonces la idea es despertar y anclar ese espíritu al cuerpo y dejar que la mente sea una aliada más que una enemiga. El espíritu está en las ganas de crecer, de aprender y emprender”, añadió.

Bajo el lema de “Hacer desde lo que existe”, la joven junto a su amiga, diseñan y elaboran piezas de arte y en especial, una línea de bijouteri ecológica hecha con plásticos y materiales reciclados. También intercambian plantines y ropa reciclada con nuevos estilos.

Su modo particular de fomentar su arte y fuerza de trabajo es a través del trueque que busca generar un intercambio consciente, rompiendo un poco con la lógica de adquirir un producto por un valor monetario. Lo importante y lo que prima son los acuerdos de mutuo beneficio en donde el dinero no es un impedimento.  

Además, Santágata resaltó otra cuestión que hace a la esencia de su proyecto: “Tener una obra sin necesidad de que sea súper cara o inalcanzable porque muchas veces vemos al circuito artístico lejos de uno y quizás esto propone que todos tengamos acceso al arte y a una obra y a lo que deseemos sin necesidad de verse apretado con la plata o desde ese lado”.

Así, la propuesta surgió por amor a la ecología, la tierra, la naturaleza y el intercambio consciente. Esos pilares son bases fundamentales de un proyecto autogestivo que cree en la magia de la transformación. En efecto, las chicas reciclan, reutilizan y producen nuevos productos de consumo con valor artístico y funcional, además de compartir una filosofía de vida consciente.

Se puede conocer más sobre el arte consciente de “Lemuria” a través de su cuenta de Instagram.

Deje su comentario