El trabajo doméstico es una discusión a dar

0

“Es muy importante en principio trabajar con la historia para valorizar los trabajos invisibilizados, silenciados, no pagos”, afirmó la directora del Museo del Puerto, Lucía Bianco.

La Dirección Nacional de Economía, Igualdad y Género presentó en septiembre del 2020 el informe “Los cuidados, un sector económico estratégico: medición del aporte del trabajo doméstico y de cuidados no remunerado al Producto Interno Bruto (PIB)”. Las tareas domésticas y de cuidado son las que más aportan a la economía, ascendiendo al 16% del PIB. Aún así, es una labor que por mucho tiempo no fue valorada como tal, ni por fuera ni por dentro de una familia, y lleva más horas en comparación a una jornada laboral de otro rubro. 

“Desde el Museo del Puerto estamos siempre atentas a esas estadísticas ya que tienen que ver con la historia del estrecho presente y también porque impactan en la economía de mirar el pasado. Concretamente, trabajamos hace años a través de experiencias orales, charlas participativas con mujeres en torno a temas muy vinculados al trabajo doméstico como son los cuidados, la alimentación, la comida. Todos estos temas nos han ido atravesando a lo largo de la historia”, describió Bianco en charla con la Cooperativa de Trabajo Ecomedios.

El trabajo doméstico no se ve como tal sino que está mezclado con cuestiones tradicionales y muy naturalizadas por el solo hecho de ser mujer, se da por sentado que están inmersas en su órbita, como la cocina, la comida, el cuidado de niñas y niños, de las personas adultas de la familia, la limpieza. Al considerarlo de esta manera, se piensa mucho menos en un trabajo que debe ser remunerado. “Durante mucho tiempo se han ido escuchando frases como: .mi mamá, mi abuela, incluso yo misma -decía una vecina- no trabajo, soy ama de casa”, reflexionó.

Nota completa en la edición N° 739 de Ecodias, producto de la Cooperativa de Trabajo Ecomedios Ltda.

Deje su comentario