El mar. ¡Sólo la mar!

0

Podríamos ser testigos de uno de los proyectos ambientalistas más ambiciosos jamás intentados. 

Todo comienza con una anécdota: En 2011, durante sus vacaciones en Grecia Boyan Slat – 16 años nacido en la ciudad holandesa de Delft de padres croatas-, bucea y a cada brazada en lugar de peces de colores o ánforas clásicas encuentra desechos plásticos. 

Lejos de conformarse y seguir con su vida estudia el tema; en 2013 en una charla TED presenta su idea de limpiar los océanos – en particular la isla de basura del Pacifico entre Hawái y California –y crea la fundación The Ocean Cleanup, literalmente: La limpieza del océano. 

Le llueven tanto premios, como comentarios adversos que ven al proyecto como un imposible, pero también fueron sumándose voluntarios, científicos y patrocinadores que primero determinaron que la isla mide el triple que el territorio francés -con un promedio de tres metros bajo la superficie-, que se descompone en trozos microscópicos capaces de matar la vida marina y entrar en la cadena alimenticia humana y recibe los desechos de 1000 ríos alrededor del mundo. 

Finalmente, los ingenieros diseñaron un sistema de barreras flotantes e interceptores que atrapan pasivamente la basura arrastrada por las corrientes, para ser recogida por barcos con contenedores y realizó su primera misión en 2018. 

De allí en adelante el proyecto ha tenido que superar varias interrupciones y cambios, pero desde octubre está trabajando a pleno y ha pescado toneladas de mugre variopinta. Los protagonistas informan del progreso – retroceso- casi a diario desde la página oficial del proyecto y desde el canal de YouTube, donde se lo puede seguir con la esperanza de que se alcance el objetivo de quitar el 90 % del plástico, reciclarlo y disponer medidas para conservar limpios los mares y los ríos. 

Deje su comentario