El circo de los emprendedores

0

El circo terminaba de armar su carpa en el Parque de Mayo, sin embargo, antes de poder realizar alguna función, la cuarentena se les adelantó, y con un truco de magia el circo se convirtió en una feria abierta a la comunidad.

Alrededor de 47 personas entre las cuales hay unos 16 niños y dos bebes, están alojadas en el parque. Cada una de estas familias vive en su casilla donde tienen cocina, baño, luz, y tv.

La mayoría sigue entrenando para mantenerse en forma y ocupados, pero además de las actividades propias de la practica circense, en gran parte de las familias han realizado emprendimientos para subsistir.

“Como sabíamos que al circo le iba a costar un poco más arrancar,  decidimos de a poco ir vendiendo verdura, luego le sumamos un poco de lo que es forrajería, productos de limpieza,  miel y próximamente vamos a vender condimentos», cuenta  el acróbata Arturo Farkas.

Y agregó: «Además dentro del circo hay otras personas que están vendiendo pan, tortas, budines, pochoclos y barbijos. También tenemos alcohol en gel, sanitizante, recarga de garrafas, leña, huevos y frutos secos».

Pese a las circunstancias, las personas de nuestra ciudad les han dado una cálida cuarentena al circo. “Hubo algo que no lo esperaba pero me encantó y es que mucha gente se solidarizó y se acercó», expresa con gratitud Arturo. 

Hoy, los miembros del circo mantienen todos los recaudos que se necesitan. La mercadería que está vendiendo el circo puede encargarse a través de Verducirco, y también por a aplicación propia, además de tomar pedidos por whatsapp al 354-8536004 y  383-437695. 

Arman combos según la cantidad de personas que viven en las distintas familias, y a su vez, venden los productos por unidad.  El reparto es gratuito en las cercanías del Parque de Mayo y posee un pequeño costo de envío para las zonas más alejadas.


Compartilo!

Deje su comentario

A %d blogueros les gusta esto: