El Centro Luis Braille celebró un nuevo aniversario

0

La institución continúa un año más con su enorme labor en pos de las personas con discapacidad visual.

La emblemática entidad cumplió 52 años el pasado 19 de septiembre, una reivindicación que sigue fiel a su misión de rehabilitar a toda persona ciega o con baja visión para que pueda reintegrarse a la vida social, laboral y educativa.

Desde el comienzo de la emergencia sanitaria, la Institución debió adaptar su rutina en base a las nuevas condiciones. Tanto las actividades habituales como las acciones de acompañamiento se empezaron a realizar desde la virtualidad. La Biblioteca impulsó el envió de libros digitalizados mediante correo electrónico.

Y la secretaría , tanto lo que es la atención de socios y socias siguió desde los medios de comunicación digital y bajo la presencialidad, en horarios y días específicos. Así también, los operarios y las operarias del Taller Protegido permanecieron trabajando desde sus domicilios. Pese a las adversidades económicas y contextuales, la Institución planifica la vuelta de su actividad a la sede de Thompson 44.

“Las actividades que se están haciendo al día de hoy son todas vía online. Se están haciendo atenciones psicológicas, la trabajadora social está atendiendo, el profesor de informática también. Todas las actividades que no necesitan de presencialidad se están haciendo de manera remota”, expresó la presidenta de la Comisión Directiva, María Elena Busso.

Además, la referente explicó que “significó un gran desafío avanzar en todo lo que es el aprendizaje de tecnologías e informática. Muchos lo han puesto en práctica y a otros se les ha dificultado porque no disponen de las herramientas o bien por problemas propios de un ritmo de aprendizaje más lento”.

“Estamos en preparativos para poder tener todos los recaudos necesarios para iniciar las actividades en este tiempo venidero con la presencialidad de manera progresiva y flexible ante cualquier situación de aparición de contagios. Todo esto lo estamos haciendo muy cuidadosamente porque los destinatarios de Braille son personas adultas, en edad de riesgo, con enfermedades autoinmunes y discapacidad visual”, destacó.

 Red Nacional de Talleres Protegidos

Desde el advenimiento de la pandemia, el “Centro Luis Braille” pudo salir adelante gracias su Comisión Directiva, al trabajo mancomunado de sus colaboradores y colaboradoras, el aporte de socios y socias, el respaldo de la Red y las instituciones afines, la ayuda de empresas locales y los diferentes niveles estatales que incluyen a Nación, Provincia y Municipio.

“La Red nos ayudó a visibilizar la temática de la Discapacidad y poder instalarnos de a poco en la agenda política. Para esto necesitamos políticas públicas que realmente se ocupen de estos sectores más vulnerados e invibisibilizados desde hace mucho tiempo”, especificó Busso mientras detallaba la ayuda recibida por parte de todos los benefactores mencionados.

En los últimos meses, la Institución firmó convenio con Anses, el Honorable Concejo Deliberante y el Consorcio de Gestión del Puerto de Bahía Blanca. Además, entre otros avances, logró que la Agencia Nacional de Discapacidad le aprobara un proyecto de fortalecimiento de su unidad productiva inclusiva.  Tras este visto bueno, se espera recibir financiamiento para comenzar con refacciones y poner a punto su Taller Protegido.

Cómo ayudar con la Institución

Es posible colaborar a través de la donación de papel y cartón en desuso. A su vez, se puede contribuir comprando cepillos y bolsas para residuos en las sucursales de la Cooperativa Obrera. O bien, se puede ayudar siendo socio o socia de la Institución.

Para todo tipo de colaboración es necesario comunicarse los días martes de 8 a 12 hs 4522498 o por mail secretaria@barillebahiablanca.com.ar.

Deje su comentario