Disfrutar de la paz del campo, a metros de la ciudad

0

En el kilómetro 8,5 del camino de la Carrindanga se encuentra el emprendimiento de la familia Salicio.  Un sitio que propone disfrutar del aire de campo, la gastronomía y las granjas educativas.

En el año 2001 Néstor Salicio compró el espacio de 15 hectáreas y en compañía de su hija Claudia pusieron en marcha el trazado de un circuito didáctico y educativo para que los niños y niñas de las escuelas y jardines puedan acercarse a disfrutar y aprender.

“La experiencia con los niños es divina. A ellos les apasiona mucho el contacto con los animales y generan una energía muy linda”, cuenta Claudia y continúa: “Tenemos chivitos, cabritos, ovejas, caballos, gallinas. A los nenes le llama mucho la atención la vaca y a los adultos los caballos. Con la pandemia decidimos ampliar la propuesta de granjas educativas a todo público, y hoy por hoy se invita a la gente a traer su reposera y pasar una tarde de campo rodeada de la naturaleza”.

Además de la granja, el lugar cuenta con dos salones de fiesta, food trucks para quienes llevan sus reposeras y una pequeña casa de té llamada «En la Luna», que recibe ese nombre en honor a un recuerdo de un viaje de Néstor Silicio con su esposa, donde en un lugar llamado así conoció a «Palito» Ortega.

Para asistir al lugar se aconseja reservar turno en las redes sociales «En La Luna casa de té» o Estancia Loma del Rodeo.  A pocos minutos del Parque de Mayo, una propuesta de turismo rural y emprendimiento familiar.

Deje su comentario