Desde el amor y la convicción

0

Las enfermeras civiles de la Base Naval que participaron durante la Guerra de Malvinas están logrando un merecido reconocimiento. La publicación de un libro alusivo junto con diversos homenajes, coloca en correcto lugar la labor indispensable que llevaron adelante.

Ramona Nieto tuvo una inquietud hace tres años y medio, la enfermera catamarqueña se interesó en saber que había sido de la vida de sus compañeras. Gracias a la tecnología se pudo elaborar un rápido contacto que dirigió a 20 de ellas a la ciudad de Valle Viejo, ubicada en la provincia norteña.

El libro denominado “Mujeres Olvidadas de Malvinas”, homenajea a las mujeres enfermeras mostrando a través del relato de ellas, un aspecto desconocido de quienes cumplieron una labor fundamental como profesionales y también como grupo de contención para nuestros soldados. Estuvo a cargo de la licenciada Sandra Solohaga, ya se está trabajando en un tercer tomo. 

“El reencuentro fue un momento de emoción, donde las lágrimas no faltaron. Recibimos el homenaje de la gobernadora de Catamarca y del intendente de Valle Viejo, quien colocó un monolito alusivo en una plazoleta. Una vez de regreso, nos volvimos a reunir con las enfermeras locales y tomamos la decisión de seguir. Es así que soy designada presidenta de la Agrupación de enfermeras civiles navales Hospital Naval Puerto Belgrano 1982”, afirma Lilian Gómez.

En la agrupación se encuentran nucleadas las enfermeras  de todo el país, varias retornaron a su lugar de origen una vez jubiladas. Sumado al objetivo, también recuerdan a los héroes de Malvinas y del Crucero General Belgrano. Fue a raíz de la gesta donde aparecen ellas en acción y empiezan a realizar su trabajo. Recibidas de la extinta Escuela de Sanidad Naval, dicho hecho trágico las hizo crecer por la fuerza  de golpe. De todas maneras, durante el tiempo previo ya se iban preparando para una posible guerra. 

Nota completa en «Ecos puntaltenses» N° 42

Compartilo!

Deje su comentario

A %d blogueros les gusta esto: