Denuncia sin curso
Denuncia sin curso

La Cámara Federal siguió la línea del juez Rafecas y desestimó la denuncia que el fallecido fiscal Nisman, realizó contra la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner y el Canciller Héctor Tímerman, por supuesto encubrimiento a Irán por el atentado a la AMIA.

La Sala I de la Cámara Federal ratificó la decisión del juez federal Daniel Rafecas de desestimar la denuncia presentada por el fallecido titular de la UFI-AMIA, Alberto Nisman, cuatro días antes de su muerte. Por dos votos contra uno, los jueces Eduardo Freiler, Jorge Ballestero y Eduardo Farah, rechazaron la denuncia que involucraba a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y el canciller Héctor Timerman, junto a otro grupo de personas, por el supuesto encubrimiento de los iraníes acusados por el atentado contra la AMIA. Freiler y Ballesteros estuvieron de acuerdo en desestimar la denuncia. El voto de Farah fue en disidencia.

Nisman había presentado la denuncia el 14 de enero pasado, cuatro días antes de aparecer muerto de un balazo en el baño de su departamento. La presentación la hizo ante el juzgado federal a cargo de Ariel Lijo que, en plena feria judicial, estaba siendo subrogado por María Romilda Servini de Cubría. Tras conocerse la muerte de Nisman, Lijo interrumpió sus vacaciones y volvió para resguardar las pruebas de la investigación.

Al reanudarse la actividad, el titular del juzgado federal Nª 4, consideró que no había “conexividad” entre esa denuncia y otras que él había investigado relacionadas con el atentado a la AMIA, por lo que envió la causa a sorteo. El juzgado de Daniel Rafecas salió elegido. Inicialmente Rafecas se declaró incompetente, pero la Cámara decidió que debía ser él quien investigara la denuncia.

El fiscal Gerardo Pollicita, que estaba de turno con el juzgado de Rafecas, impulsó la investigación presentada por Nisman. Menos de una semana después, Rafecas la desestimó. Pollicita apeló esa decisión y llegó a la Cámara Federal de Apelaciones. En esa instancia la denuncia fue avalada por el fiscal de Cámara, Germán Moldes, quien pidió que se revocara la decisión de Rafecas.

Conocida la decisión de la Sala I, el trámite procesal prevé que Moldes puede recurrir a la Cámara de Casación Penal, el máximo tribunal penal del país por debajo de la Corte Suprema, para determinar si confirma o no esta resolución. Por tratarse de una causa nueva, debería sortearse qué sala de Casación intervendría en caso de una apelación del fiscal.

La denuncia de Nisman

El escrito que presentó el fiscal federal Alberto Nisman a mediados de enero, desarrollaba a lo largo de sus 290 páginas el supuesto “plan delictivo” para dotar de impunidad a los imputados de nacionalidad iraní acusados por el atentado de la AMIA que argumenta con diversos artículos periodísticos, notas de portales, discursos de funcionarios, mensajes de Twitter de la presidenta e intervenciones telefónicas. Con esa base y escasa prueba directa, el fiscal hace afirmaciones que quedaron refutadas con documentos presentados por distintos funcionarios en los últimos días.

De acuerdo a su hipótesis, y según detalla en la página 270 del escrito, el plan “pergeñado por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner” se basaba en “el cese de las notificaciones de Interpol”, objetivo que no se cumplió, según Nisman, por el firme accionar del Secretario General Ronald Noble, quien fue titular de Interpol desde 2000 hasta 2014. Se trata de los pedidos de captura de máxima prioridad para Interpol que tienen 5 de los 8 imputados de origen iraní.

Fuente: ICD/RA INFOJUS

Categoría: Nacionales
2015-03-27 03:38:46
Relacionados
Estemos conectados
COOPERATIVA ECOMEDIOS