Cooperativa textil fabrica barbijos y delantales para el servicio de salud pública

0

Pese a la virtual paralización de su planta fabril por prevención frente al coronavirus, se mantiene activo un sector dedicado a la producción de insumos para el sistema de salud del distrito del sudoeste bonaerense.

La prevención contra el coronavirus también se hace sentir en la cotidianeidad de la Cooperativa de Trabajo Textiles Pigüé Ltda., recuperada en 2004 y desde entonces una de las empresas autogestionadas más importantes del país.

Sin embargo, un pequeño sector se mantiene activo en el predio fabril ubicado en el ingreso a Pigüé, ciudad cabecera del distrito bonaerense de Saavedra: trabajadoras y trabajadores de la Cooperativa decidieron mantenerlo activo, para concentrar su producción en insumos para la provisión del sistema de salud pública municipal.

El sector afectado es el habitualmente encargado de producir prendas para Fibra, la marca propia de ropa deportiva de la Cooperativa. La empresa resolvió crearla como una apuesta a más en 2017, cuando la caída de ventas a terceros amenazó sus cuentas. Desde entonces, viste a muchos clubes del sudoeste bonaerense. Por estos días, se dedica a la fabricación de barbijos y delantales. Una veintena de personas, debidamente resguardadas, se ocupan de la tarea.

“Participa el taller de indumentaria completo, más el apoyo logístico del resto. Desde las administrativas y de portería, hasta la última de producción”, cuenta Francisco Martínez, histórico referente de la empresa recuperada y presidente de Consejo de Administración en varias oportunidades. “Me gustaría resaltar especialmente la labor de las trabajadoras mujeres”, subraya el cooperativista.

La idea, relata, surgió “con total naturalidad, por la esencia misma de la empresa. Sabemos que podemos fabricar estos productos y es por eso que rápidamente el Consejo de la empresa recuperada y el municipio, a través de su Secretaría de Salud, combinaron el trabajo”.

“Como tantas otras, en estos tiempos de crisis nuestra Cooperativa intenta ser solidaria organizadamente, demostrando una vez más para qué han sido creadas este tipo de organizaciones”, añade.

En tal sentido, Martínez resaltó que la decisión fue “priorizar, para el distrito, la producción de estos elementos tan necesarios hoy, por encima de la actividad textil más deportiva. Por supuesto, sin ningún lucro económico”.

Las tareas implican corte, confección y despacho. “Será la Municipalidad quien disponga dónde los distribuye y a quiénes. Hay otra empresa también haciendo aportes de insumos y materias primas”, agrega el referente cooperativo, que anticipa que ya han recibido consultas de otros municipios bonaerenses.

Fuente: Por Diego Kenis, para Agencia Paco Urondo.

Compartilo!

Deje su comentario

A %d blogueros les gusta esto: