Cooperativa busca generar oportunidades para mujeres del barrio Noroeste
Cooperativa busca generar oportunidades para mujeres del barrio Noroeste

“Mamina Costura” surgió como un proyecto solidario, un espacio para enseñar el oficio de coser a mujeres, para que puedan generar oportunidades laborales y establecerse como sostén de la familia.   

Juliana Junquera, responsable de la cooperativa de trabajo, es docente y afirmó que “Todas estamos aprendiendo, capacitándonos y saliendo de nuestra zona de confort. Es un desafío, pero nos estamos asesorando”. Junto a ella hay 10 colaboradoras voluntarias, 2 capacitadoras y 3 beneficiarias. 

La idea surgió hace un par de años. Junquera explicó que, por su profesión, siempre estuvo en contacto con personas de la periferia de la ciudad, y buscó la forma de “romper con el círculo de pobreza” generando un lugar al que las mujeres puedan acercarse a aprender y desarrollarse en un oficio.

Eligió la costura porque “ellas lo pueden realizar en cualquier lado; una máquina en tu casa es un taller. Además tiene que ver con la economía feminista, con las desventajas que tienen las mujeres que no pueden tener un trabajo de ocho horas porque tienen que cuidar a sus hijos”.

Comenzó a asesorarse con modistas, costureras, consiguió profesoras, y junto con las beneficiadas reorganizaron y acondicionaron el local de Holdich 1333. Hace dos meses, el Día de la Costurera, se realizó la apertura y desde entonces comenzaron a trabajar y a generar una producción que, por el momento, es minorista.

Su marca particular es el hecho de que crean productos sustentables, para también disminuir el plástico de un solo uso y que cada producto tenga triple impacto, social, ambiental y económico. Hacen bolsas de dos tamaños diferentes y servilletas a pedido. 

Ser cooperativistas

Respecto a los pilares sobre los que se sostiene Mamina Costura, Junquera nombró el cooperativismo, la sororidad y el trabajo digno en lugar del asistencialismo. Las mujeres que integran el espacio fueron seleccionadas por una trabajadora social, teniendo en cuenta un perfil “De mujer responsable, con empuje, con la determinación de hacer algo para cambiar su situación.

Madres, cabeza de familia, con un mínimo conocimiento de costura” explicó Junquera, y agregó que “La intención es crecer y llegar a muchas mujeres, demostrarle que con una pequeña ayuda puede trabajar dignamente y ser sostén de familia”

Actualmente están a la espera de la certificación del Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social –INAES- a quienes ya entregaron los papeles necesarios para establecerse como una Cooperativa de trabajo textil.

“Apostamos al cooperativismo porque queremos que el proyecto tenga continuidad a largo plazo, que no dependa solamente de las que están en los cargos jerárquicos, sino que haya movilidad y recambio para generar nuevas ideas. En esta estructura horizontal, todas son parte de las decisiones y los procesos; una dinámica en la que todas puedan llegar a desarrollarse en todos los roles”.

Además, con el contacto con otras cooperativas, esperan tener respaldo para realizar su actividad de una mejor manera, en una red que las acompañe y con la cual puedan ganar experiencia. 

Su trabajo y proyectos están publicados en sus redes sociales Instagram y Facebook.

Categoría: Local
2021-01-08 16:40:49
Relacionados
Estemos conectados
COOPERATIVA ECOMEDIOS