Conforman un grupo solidario de mujeres que tejen

0

«Cadena de amor» está compuesto por 64 mujeres que se dedican a coser y tejer diferentes prendas con el objetivo de entregarlas a hospitales, merenderos y a las familias que lo necesitan.

Nació como una iniciativa de Liliana Belogini y Mónica Jauli, el grupo trabaja hace más de un año. “Decidimos armar esto porque veíamos que en los hospitales había mucha necesidad de insumos, camisolines, cofias y botas. Pensamos cómo podíamos hacer para ayudar desde nuestros hogares, así que convocamos a amigas y conocidas que sabían coser, y así nos formamos”, contó Belogini.

“Pusimos un poquito de dinero cada una y compramos varios metros de friselina. Pedí el modelo de la indumentaria que precisaban en los hospitales, hice los moldes y empezamos a trabajar”, explicó, en comunicación con la Cooperativa Ecomedios.

Además, agregó, que a la semana de haberse propuesto su misión solidaria ya eran 16 mujeres comprometidas, y con los meses llegaron a ser hasta 75: “Tenemos una nonita que tiene 102 años, y una de 94. Y también dos nenas, una de 10 y una de 13 que son las más chiquitas, hijas de mujeres que trabajan con nosotras”, expresó la coordinadora, que resaltó también que el grupo que se conformó es muy unido.

“Es una terapia muy grande, tenemos muchas mujeres grandes que están solas y ellas dicen que esto les cambió la vida. Se saben útiles por lo que están haciendo, por servir a otra personas que lo necesita. Nos acompañamos, siempre nos estamos apuntalando, dándonos ánimo. Es un grupo hermoso, muy transparente”, remarcó Belogini.

Con la llegada del invierno y las bajas temperaturas, el grupo comenzó a tejer para aportar ropa y mantas de abrigo. Realizan acolchados con cuadraditos tejidos, y de tela y guata.

El año pasado, entre octubre y diciembre, donaron al Hospital Interzonal José Penna 600 prendas de ropa para bebé prematuro y de peso normal. También hicieron 128 guardapolvos para el inicio de las clases, barbijos para niños, niñas y bebés, ropa de abrigo como chalecos, pantalones, joggins y gorros y 57 baberos para el Pequeño Cotolengo. Además, llevan entregados más de 11.000 insumos para hospitales.

“Hacemos un poquito de todo, pero ahora estamos abocadas a la tarea de los acolchados. Necesitamos de la colaboración de gente, porque sin donaciones, no podemos donar”, expuso la referente que, además de recibir las donaciones, prepara el material y los moldes para después distribuirlos entre las demás voluntarias, que son de diferentes barrios de Bahía Blanca.

Belogini afirmó que “nos han donado muchísimas cosas; el personal del Banco Patagonia, la Iglesia Mormona, la Peña de Boca, Marcelo Feliú y su gente. Incluso nos donaron 4 máquinas de coser y una industrial, y esas las donamos a gente que las necesitaba”, y expresó que “la gente confía en nosotras”.

Actualmente están necesitando lana, guata e hilo, además de colaboración económica para continuar comprando insumos. La forma de contacto es a través de sus redes sociales Facebook e Instagram , o por teléfono a los números 291-4496738 o 291-4264690.

Deje su comentario